Martes, 26 de Agosto de 2008

Las hipotecas crecen al nivel más bajo desde 1995

Los préstamos concedidos a las familias suben un 8,2% en julio, muy lejos del máximo de 2005 de 24,6%

EFE ·26/08/2008 - 16:53h

Los hipotecas concecidadas a las familias para la adquisición de viviendas creció en junio a un ritmo del 8,2% en comparación con el mismo mes de un año antes, lo que supone el menor avance desde que comenzó la estadística en 1995, según los datos del Banco de España.

De este modo, el ritmo de crecimiento se ha reducido a la mitad en sólo un año, ya que en junio de 2007 este tipo de préstamos avanzaban un 17,2% en tasa interanual, y se aleja del máximo alcanzado en el mismo mes de 2005, cuando creció al 24,6%.

No obstante, el volumen de préstamos volvió a tocar otro máximo en junio al llegar a los 666.200 millones de euros, un 8,06% más que en los 615.513 millones de euros del mismo mes de 2007.

Disminución de hipotecas 

Desde que comenzó el año, el avance de los préstamos concedidos a las familias para la adquisición de viviendas ha seguido disminuyendo al pasar de crecer al 12,9% en enero hasta el 8,2% actual.

En cuanto al conjunto de los créditos a los hogares, que incluye otros préstamos además de hipotecarios (por ejemplo, créditos al consumo), creció en junio de este año un 8,5%, también el menor ritmo desde que se creó la serie histórica, y poco más de la mitad que el 16,4 por ciento de junio de 2007.

Igualmente, el menor avance dista mucho del máximo del 21,34% registrado en marzo de 2006, pero no evitó que el saldo total alcanzara los 907.680 millones de euros, o lo que es lo mismo, un 8,24% más que los 838.588 millones de junio de 2007.

Si se incluyen las sociedades no financieras, el total de préstamos a hogares y empresas ajenas al sector bancario creció al 10,1% en junio en tasa interanual, el menor avance desde el mismo mes de 1997 cuando aumentó un 9,35%, y la mitad que el 20,6% de hace un año.

El parón en la concesión de créditos, que ha llevado a que la estadística registre las tasas de avances más débiles desde su creación, es el reflejo de la desaceleración económica y el parón del sector inmobiliario en España.

Asimismo, hay que tener en cuenta que la subida de los tipos de interés puede haber contribuido a una mayor restricción del crédito, ya que en junio de 2007 el precio del dinero estaba en el 4%, un cuarto de punto menos que en el mismo mes de este año.