Martes, 26 de Agosto de 2008

Diez días tras la pista de un oso herido por un lazo-trampa

El pasado día 17 un vecino de Páramo del Sil vio al animal y a partir de aquel momento se inició una operación de búsqueda 

TOMÁS ÁLVAREZ (EFE) ·26/08/2008 - 14:41h

Desde hace diez días se busca en los bosques de Páramo del Sil, noroeste de la provincia de León, a un oso herido a causa de un lazo-trampa colocado por cazadores furtivos.

Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León precisaron que el animal ha sido hoy localizado de nuevo.

El pasado día 17 un vecino de Páramo del Sil vio al oso herido y a partir de aquel momento se inició una operación de búsqueda por los montes de ese municipio donde la presencia de los plantígrados es habitual. El objetivo de la misma es librar al animal del cepo, que le está causando una profunda herida en su parte posterior.

Un macho adulto 

Fuentes de la Fundación Oso Pardo informaron de que se trata de un ejemplar de color oscuro, "previsiblemente un macho adulto, pero no viejo".

El plantígrado, que presenta un aspecto de delgadez, continúa vagando por los montes de Páramo del Sil, localidad ubicada entre Villablino y Ponferrada, a unos 40 kilómetros al norte de esta última ciudad.

El plantígrado, que presenta un aspecto de delgadez, continúa vagando por los montes

Una veintena de personas, integrada por personal de la Fundación Oso Pardo y de la Junta de Castilla y León, intenta lanzarle un dardo anestesiante para acercarse a él. Hoy ha habido el último intento fallido, debido a la distancia entre los agentes y el animal.

El equipo de seguimiento sólo ha conseguido ver al oso desde la lejanía, pero que ha sido imposible acertar en el disparo con el dardo anestesiante, con el que se intenta sedarlo, librarle del lazo-trampa y curarlo.

Lo único que se ha conseguido ha sido fotografiarlo mediante una cámara acoplada a un telescopio.

Constriñe el abdomen

Días pasados un portavoz de la Fundación Oso Pardo precisó que el lazo-trampa constriñe el abdomen del animal a la altura de los riñones y que si no se consigue liberarlo lo más probable es que las heridas se acaben infectando y el animal muera.

Luis Fernández, de la Fundación Oso Pardo, dijo que de momento se confía en la resistencia del oso, dado que anteriormente lo vieron comiendo con fuerte apetito. "El oso -dijo- es un animal muy resistente y este ejemplar comía con intensidad".

Para el miembro de la Fundación Oso Pardo, este tipo de hechos son lamentables. No obstante, precisó que la conciencia favorable a la preservación del ecosistema va en aumento y que estas agresiones están en declive. "La vigilancia y las denuncias sirven para algo", comentó.

Pillados in fraganti 

Ángel Calvo, alcalde de Páramo del Sil, el municipio donde se busca al plantígrado herido, dijo que espera que los responsables de la situación que está padeciendo el animal "paguen como deben".

"Me encantaría que la gente que pone lazos fuese pillada in fraganti y pagara con lo que más duele, que yo creo que no es la cárcel, sino el bolsillo", manifestó.

"Me encantaría que la gente que pone lazos fuese pillada in fraganti"

El Ayuntamiento apenas tiene noticias sobre la operación que se está llevando a cabo para tratar de salvar al oso y el alcalde considera que es bueno que no trasciendan demasiados datos.

"Aplaudo la discreción", señala, ya que considera preferible que no haya demasiada información sobre la ubicación del oso herido para evitar que las personas se puedan acercar al lugar poniéndose en peligro a ellos mismos o al propio animal.

Calvo considera que "Páramo es un municipio afortunado por convivir con el oso pardo. Es una especie que hay que cuidar y es un lujo tenerlo como vecino".

En referencia a la acción de los furtivos, dijo que "no es justo que esta vergüenza la paguen todos los cazadores, que en su inmensa mayoría actúan como deben y cumplen la ley".

Noticias Relacionadas