Lunes, 25 de Agosto de 2008

Rusia da un paso para reconocer la independencia de Osetia del Sur y Abjasia

El Parlamento ruso aprueba una resolución en la que pide a Medvédev que dé su visto bueno para este reconocimiento.

AGENCIAS ·25/08/2008 - 17:56h

Una unidad militar rusa pasa junto a una imagen de Putin en la capital surosetia.

Rusia ha dado un primer paso, no definitivo pero sí de amplio alcance simbólico, para reconocer la independencia de Osetia del Sur y Abjasia, las dos regiones separatistas georgianas.

El Consejo de la Federación Rusa (Senado) y, poco después, la Duma (Cámara Baja del Parlamento) aprobó hoy por unanimidad una resolución pidiendo al presidente ruso, Dimitri Medvédev, que reconozca la independencia de estas regiones.

Esta resolución no es vinculante y la última palabra la tiene ahora el jefe de Estado ruso.

"Los pueblos de Osetia del Sur y Abjasia tienen derecho a conseguir la independencia", recalcó el presidente del Senado, Sergei Mironov, durante el debate.

"A día de hoy, queda claro que, tras la agresión contra Osetia del Sur, las relaciones entre georgianos y surosetios y abjasios no pueden volver a su anterior estado", aseveró Mironov.

Un reconocimiento "ilegal"

Kaja Lomaia, secretario del Consejo Nacional de Seguridad de Georgia, replicó a Rusia recordando que, en caso de que el presidente ruso diera su visto bueno al reconocimiento, éste sería "ilegal".

En unas declaraciones publicadas hoy por el diario francés Libération, el presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, había tildado el apoyo ruso a la aspiración independentista de las dos regiones como un intento de "cambiar las fronteras de Europa a la fuerza".

La medida podría añadir presión a las ya muy tirantes relaciones entre Rusia y Occidente, que contempla con preocupación la negativa de los rusos a retirarse completamente de Georgia. Para Estados Unidos y la UE es especialmente inquietante el mantenimiento de tropas rusas en el puerto georgiano de Poti.

El Kremlin no parece dispuesto a hacer concesiones. El presidente ruso ha afirmó esta mañana que a su país "no le ocurriría nada terrible" si la OTAN decidiera romper sus relaciones con Moscú. Aseguró que "Rusia no necesita a la Alianza más de lo que ellos nos necesitan a nosotros".

Sin embargo, el jefe adjunto del Estado Mayor ruso, Anatoli Nogovitsin, desmintió ayer que su país pretenda anular el acuerdo al que llegó con la OTAN para permitir el tránsito por su territorio de suministros para la misión de la Alianza en Afganistán.

Vladimir Putin, el ahora primer ministro ruso, ha secundado el tono utilizado por Medvédev, al afirmar que Rusia no ve ventajas en ingresar en la Organización Mundial del Comercio (OMC) y que podría congelar algunos de los acuerdos a los que ya había accedido.