Lunes, 25 de Agosto de 2008

"La ayuda de Rusia es crucial para la OTAN"

Dmitri Medvédev, presidente ruso, ha declarado que su país está preparado para cualquier paso que quiera dar la OTAN en sus relaciones con Rusia

EFE ·25/08/2008 - 16:27h

Dmitri Medvédev ha declaro que a su país poco le afectará las decisiones que la OTAN pueda tomar contra los intereses rusos.

El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, ha afirmado que a su país no le ocurrirá "nada terrible" si la OTAN decide romper sus relaciones con Moscú.

"Si ellos (los países de la Alianza) se deciden a romper totalmente las relaciones, no ocurrirá nada terrible para Rusia", dijo el jefe del Kremlin, citado por la agencia Interfax, en una reunión con su embajador ante la OTAN, Dmitri Rogozin.

Medvédev recalcó que Rusia "durante un tiempo suficientemente prolongado intentó desarrollar sus relaciones con la Alianza".

"Pero queríamos relaciones plenas, en pie de igualdad, y no vivir de ilusiones, cuando en torno nuestro se crean bases y la OTAN capta nuevos Estados, y a nosotros nos dicen: 'No os preocupéis'. No necesitamos esas ilusiones", dijo el presidente ruso.

Agregó que en la cooperación Rusia-Alianza Atlántica "está interesada en primer lugar la OTAN, y no Rusia".

Moscú no cerrará las puertas a la OTAN 

El jueves de la semana pasada, el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, aseguró que Moscú "no cerrará las puertas" a la cooperación con la OTAN, pese al apoyo dispensado a Georgia durante y después del conflicto de Osetia del Sur.

"Rusia no necesita más a la OTAN de lo que ella nos necesita a nosotros. La cooperación debe ser mutua", afirmó Lavrov, según las agencias rusas.

Como ejemplo del interés que tiene la OTAN en seguir cooperando con Rusia, Lavrov puso a Afganistán, escenario donde "se juega el futuro de la Alianza Atlántica".

"La ayuda de Rusia es crucial para la OTAN", subrayó.

Rusia firmó en abril pasado un acuerdo con la Alianza para facilitar el tránsito a través de su territorio de material civil y militar con destino a la misión de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en Afganistán.

"Todo depende de las prioridades de la OTAN: si la prioridad es el apoyo al régimen de (el presidente georgiano, Mijaíl) Saakashvili en perjuicio de la asociación con Rusia, eso no es culpa nuestra", dijo.

Lavrov rechazó la declaración emitida por los ministros de Exteriores de los países aliados, en los que se tachó de "desproporcionada" la acción militar rusa en Georgia.

El ministro ruso criticó a la OTAN por "intentar convertir al agresor en víctima, justificar al régimen criminal, salvar a un régimen que se hunde y apostar por el rearme" de Georgia.