Lunes, 25 de Agosto de 2008

En Pekín sólo se detectaron seis positivos por dopaje

La política de tolerancia cero del COI ha surtido efecto: en Atenas 2004 hubo 26 positivos

Reuters ·25/08/2008 - 14:09h

EFE - El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, y el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, antes de la rueda de prensa que ofrecieron el 11 de agosto de 2008 para censurar el positivo por EPO de la ciclista española Maribel Moreno (EFE).

Los Juegos Olímpicos de Pekín han terminado con solo 6 positivos, uno de ellos de ls ciclista española Maribel Moreno. todo un triunfo en la lucha contra el dopaje. Nadie esperaba un número tan bajo: incluso el presidente del COI, Jacques Rogge, había dicho semanas antes de la inauguración que esperaba entre 30 y 40 casos durante los Juegos, después de los 26 de Atenas 2004.

El dopaje había ensombrecido seriamente la reputación de otras citas olímpicas con retiradas de medallas y récords mundiales anulados, así que el COI había ordenado atodas las federaciones internacionales que incrementaran los controles. La mayor vigilancia ha surtido efecto y en Pekín el dopaje ha pasado casi desapercibido.

5.000 análisis 

El COI, muy consciente del descenso de popularidad de los Juegos entre los jóvenes, atribuido en parte al dopaje, diseñó una política de "tolerancia cero" y vio en Pekín la oportunidad de recuperar parte del terreno perdido introduciendo el programa de controles más amplio en su historia, con 5.000 análisis durante las competiciones.

Para cuando comenzaron las pruebas, decenas de atletas de todo el mundo habían sido suspendidos y las normas recién aprobadas establecían que aquellos sancionados por dopaje durante más de seis meses no sólo se perderían Pekín, sino también Londres 2012.

El trabajo parece haber dado sus frutos, ya que hasta el momento no se han conocido positivos entre las grandes figuras y se han batido muchos récords en distintas disciplinas, además de un aumento del 30 % en la audiencia televisiva.

Enfoque pragmático

"Soy un hombre pragmático y realista", dijo Rogge en una entrevista con agencias de noticias durante la segunda semana de competiciones. "Aún no hemos ganado la guerra. Por esa razón estamos congelando las muestras durante ocho años", añadió.

Después de Atenas, se demostró que algunos atletas habían logrado burlar los controles con drogas indetectables, pero tarde o temprano los científicos que desarrollan las pruebas se ponen al día.

  A partir de ahora, el COI no sólo castigará a los deportistas, sino también a su entorno, entrenadores y funcionarios

A partir de ahora, el COI no sólo castigará a los deportistas, sino también a su entorno, entrenadores y funcionarios.

Este es el caso de la vallista Fani Halkia, oro en los 400 metros vallas de Atenas 2004, que no se presentó a un control antidopaje días antes de competir en China. Ahora, el COI se prepara para emprender acciones legales contra ella y su entrenador.

Igual suerte correrá la heptatleta ucraniana Lyudmila Blonska, ganadora de la plata en Pekín y a quien se despojó de la medalla días después.

Los otros casos implican a un tirador norcoreano que tuvo que devolver sus medallas de plata y bronce, una ciclista española que no llegó a competir, cuatro saltadores suspendidos tras los positivos de sus caballos, una gimnasta vietnamita y un levantador de pesas ucraniano.

A juzgar por experiencias pasadas, sin embargo, aún podrían descubrirse casos de dopaje de los Juegos de Pekín en las próximas semanas, meses o años.

Noticias Relacionadas