Lunes, 25 de Agosto de 2008

Hispacold refresca los autobuses de más de cien países

La empresa sevillana de climatización de vehículos dedica un 4% de su facturación a I+D+ i

ANA MUGUERZA ·25/08/2008 - 11:57h

Desde Irán hasta Australia, pasando por Singapur o México. Autobuses y autocares de estos países y de otros cien más viajan con tecnología sevillana en su interior, la que desarrolla la empresa de
climatización Hispacold.

La firma, con sede en Sevilla, fabrica y comercializa equipos de aire acondicionado para autobuses, y cuenta con una red internacional de negocio presente en los cinco continentes y en su cartera de clientes figuran algunos de los principales carroceros y empresas de transporte nacionales e internacionales.

Para Manuel Pastor, director general de Hispacold, los pilares sobre los que se asienta el éxito de la empresa son “haber apostado en sus orígenes por un sector con gran potencial de crecimiento, la innovación, la internacionalización y su equipo humano”.

En la actualidad, dos de cada tres autobuses que se fabrican en España llevan sistemas de climatización desarrollados por la firma sevillana, que está participada en un 65% por la cooperativa vasca Irizar desde el año 1997.

Sin embargo, en los últimos años, el mercado exterior ha experimentado un crecimiento superior al nacional y, hoy en día, más de la mitad de las ventas efectuadas por la compañía se produce fuera de nuestro país, principalmente en Europa y Latinoamérica.

El enfoque estratégico de la firma, basado en el desarrollo de tecnología propia y en la adaptación al cliente, ha permitido a Hispacold afrontar la conquista de nuevos mercados en posición de igualdad con las multinacionales del sector.

“Nuestros principales competidores son tres multinacionales americanas y una japonesa, pero nosotros contamos con una ventaja y es que, al tener un tamaño menor, somos más flexibles y ofrecemos mayor velocidad de respuesta a nuestros clientes”,
asegura Pastor.

Avances tecnológicos

La otra baza competitiva con la que cuenta Hispacold es su capacidad innovadora. La empresa  ha aportado destacados logros tecnológicos al sector. Fue pionera en la fabricación de motores sin escobillas, que ofrecen mayor resistencia y menor consumo de combustible, y ha desarrollado seis generaciones distintas de compresores, el elemento que moviliza el aparato refrigerador.

Además, ha diseñado una nueva gama de sistemas, denominada Ecomaster, que permite regular el clima de forma diferenciada en el área del conductor y la de pasajeros.

La empresa dedica entre un 2% y un 4% de su facturación anual a I+D+i, lo que tiene como resultado que el 95% de los componentes necesarios para la fabricación de los equipos de aire acondicionado sean de elaboración propia. “Ser dueños de nuestra propia tecnología es clave para poder diferenciarnos y tomar la delantera a nuestros competidores”, asegura el director general de la firma sevillana.

En la actualidad, Hispacold se centra en el desarrollo de equipos más eficientes, con el menor impacto ambiental posible, menos consumo y
más silenciosos.

El año pasado, la cifra de negocio de la compañía alcanzó los 36,6 millones de euros y para este año está previsto superar los 40 millones. Es el primer paso dentro del plan de la compañía de duplicar la facturación, hasta los 70 millones, en un plazo de siete años.

La empresa está especializada en la refrigeración de autobuses y autocares, pero no descarta diversificar su producción en los próximos años y realizar trabajos de climatización para otro tipo de
vehículos de pasajeros.

Hispacold se creó en 1977 y en sus primeros años de vida los equipos que fabricaba se destinaban a autocares que prestaban servicios turísticos de lujo. El gran salto se dio en los años ochenta, con el montaje de aparatos de refrigeración en los vehículos de transporte urbano, uno de los segmentos más importantes del mercado de autobuses.