Lunes, 25 de Agosto de 2008

El turista de EEUU también viene de compras a la UE

España es el noveno país del mundo donde más dinero se gastan los visitantes estadounidenses

ANA TUDELA ·25/08/2008 - 11:45h

Mucho se ha hablado en los últimos tiempos del europeo que, aprovechando la mayor cantidad de dólares que recibe por cada uno de sus euros, dice aquello de me marcho a Nueva York y se cruza el Atlántico para ir de compras.

La debilidad de la moneda estadounidense, que perdió en el pasado ejercicio más del 9,5% de su valor respecto al euro, ha sido un buen motivo para poner rumbo a la patria de Mickey Mouse. Y esa misma razón debería disuadir a  los estadounidenses de comprar en la Zona Euro del Viejo Continente.

Afán consumista americano o no, un informe de Visa, basado en los movimientos de las tarjetas de los usuarios de este sistema de pago, demuestra que no es así. Que los turistas que visitaron la Europa del euro en 2007 procedentes de Estados Unidos destinaron la mayor parte de su presupuesto a hacer compras.

En algunos casos, se dejaron cerca del 40% del presupuesto del viaje en adquisiciones, la mayoría en pequeños comercios. Al menos, así fue en países como Francia (37,3%), Alemania (28,3%) e Italia (40,1%).
España ocupó en 2007 el noveno puesto en el ranking mundial por volumen de gasto de los turistas estadounidenses, con 431 millones
de euros.

El dinero que se dejaron en este país estuvo por encima del que emplearon en sus viajes a China o Japón, por ejemplo. El 34,3% del gasto total destinado a visitar España se dedicó a compras, incluidas las realizadas en grandes almacenes, pequeños comercios y supermercados.

Es un porcentaje por debajo de otros países de la Zona Euro, como los tres mencionados, pero por encima del gasto que los estadounidenses destinaron a hacer compras en el Reino Unido (31%), cuya libra se apreció mucho menos en 2007 que el euro respecto al dólar. De hecho, en las islas británicas, el principal gasto de los estadounidenses no fueron las compras sino el alojamiento (35,4%).

En España, el peso del alojamiento sobre el total se situó en el 31,2%.
El segundo mayor gasto de los estadounidenses en la Zona Euro se dedicó a restaurantes. En Francia, el peso sobre el total del gasto fue del 14%, frente al 11,9% de Italia o el 11,7% de España. Está visto que donde no tienen interés en comer los estadounidenses es en los restaurantes alemanes, en los que sólo se dejaron el 5,2% del presupuesto del viaje.