Domingo, 24 de Agosto de 2008

Para los médicos "parece irreversible que pueda despertar" la vecina de Torralba

EFE ·24/08/2008 - 11:07h

EFE - El director general de los Hospitales de la Comunidad de Madrid, Antonio Burgueño y la directora Médica del Hospital de La Paz hoy durante la rueda de prensa que han ofrecido a los medios para presentar el último parte médico de los 18 supervivientes del accidente aéreo del pasado miércoles que costó la vida a 154 personas. Dos de esos 18 heridos se encuentran en estado muy grave.

La vecina de Torralba de Calatrava (Ciudad Real) Gregoria Mendiola Rodríguez cuyo hijo sobrevivió al accidente aéreo del pasado miércoles en el aeropuerto de Barajas permanece en estado muy grave y "parece irreversible que pueda despertar".

Así lo ha explicado el director general de hospitales de Madrid, Antonio Burgueño, quien ha informado del estado de los 18 heridos y ha manifestado su pesar por la muerte ayer en el hospital La Paz de María Luisa Estévez, de 31 años, y que eleva a 154 el número de fallecidos.

El director de hospitales ha expresado la incertidumbre de los médicos por el estado de Gregoria Mendiola, de 44 años, ingresada en el hospital Ramón y Cajal con traumatismo craneoencefálico severo y diversas heridas y ha dicho que "parece irreversible que pueda despertar".

Gregoria es madre de un niño de ocho años también herido en el accidente aéreo, Alfredo Acosta Mendiola, ingresado en el Hospital del Niño Jesús, donde evoluciona favorablemente tras haber sido intervenido por una fractura en una pierna y permanecer en observación en la UCI.

Además de Gregoria Mendiola, de los 18 heridos que permanecen hospitalizados tras el accidente, otro permanece muy grave: Pedro Hernán Gómez, de 57 años, que fue intervenido ayer por la tarde de sus múltiples fracturas, en el Hospital Ramón y Cajal.

Burgueño ha explicado que el estado de este paciente se ha visto agravado por la intervención quirúrgica que era imprescindible pero que le provocó un síndrome febril importante, aunque ha dicho que está superando la situación.

También en el Ramón y Cajal y en estado grave está ingresada M.L.G.G., de 54 años, que fue intervenida ayer por la tarde y se encuentra sedada y con ventilación mecánica aunque dinámicamente estable.

En este centro evolucionan favorablemente Ana Stefanides, de 56 años, Ligia Palomino Riveros, de 42 años, y un niño de 6 años que tiene un traumatismo craneal y heridas en cara y extremidades.

No hay novedades en la situación de los heridos que están en los Hospitales Infanta Sofía, 12 de Octubre y La Princesa.

Así, en el Infanta Sofía, Beatriz Reyes Ojeda, de 41 años, la única herida con pronóstico leve, permanece ingresada en planta por una fractura, mientras que Rafael Vidal Rodríguez, de 31, con polifracturas y una contusión pulmonar bilateral, está estable dentro de la gravedad.

También se encuentra estable dentro de la gravedad la paciente del 12 de Octubre Ángeles Carpintero, de 67 años, con un traumatismo craneoencefálico severo y fractura de la tibia, mientras que Leandro Ortega, de 22 años, en el mismo hospital, está en planta y evoluciona favorablemente de la contusión pulmonar y las fracturas de esternón y vértebras que presenta.

De los cinco heridos que están en el Hospital de La Paz ha informado la directora médica del centro, Aurora Fernández Pavón, quien se ha referido a la mejoría experimentada por la niña de 11 años que ya respira espontáneamente y se encuentra estable dentro de la gravedad.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad