Domingo, 24 de Agosto de 2008

Exiliados tibetanos y monjes budistas se manifiestan en Nepal antes de la clausura de los Juegos Olímpicos

También en Dharamsala, lugar de residencia del Dalai Lama, cientos de jóvenes tibetanos marcharon para mantener activa su campaña por un "Tíbet libre"

REUTERS ·24/08/2008 - 17:18h

Un momento de la manifestación en Katmandú (Nepal), donde los asistentes reclamaban "paz y libertad" para el Tíbet. /REUTERSShruti Shrestha

Unos 2.000 exiliados tibetanos y monjes budistas se manifestaron hoy de forma pacífica en Katmandú, la capital de Nepal, en protesta por la situación del Tíbet y por la política de China en la región.

La manifestación, que se produjo horas antes de la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Pekín, contó con la participción de niños y monjes, que, ataviados con sus túnicas marrones, banderas tibetanas y cabezas rapadas, reclamaron la independencia del Tíbet y el fin de la ocupación china.

Los manifestantes, que marcharon en silencio durante ocho kilómetros en las afueras de Katmandú, lanzaron proclamas como "Por un Tíbet libre" o "Queremos justicia", mientras que, a su vez, pidieron a Naciones Unidas y a otras organizaciones de ayuda que "aborden" la actual situación en el Tíbet y que "dejen" que el mundo conozca "la verdad".

Asimismo, en la ciudad india de Dharamsala, lugar de residencia del Dalai Lama, cientos de jóvenes tibetanos marcharon para mantener activa su campaña por un "Tíbet libre" después de la finalización de los Juegos, mientras que en Katmandú la policía requisó banderas protibetanas y vigiló a los manifestantes, que marcharon desde el suburbio de Boudha hasta el antiguo monasterio de Swyambhu.

Noticias Relacionadas