Sábado, 23 de Agosto de 2008

Miguel Sebastián

El ministro de Industria y turismo desaconseja leer 'Libertad, fraternidad, desigualdad' de Sánchez Dragó y leerá este año 'Un mundo sin fin' de Ken Follet

RAFAEL REIG ·23/08/2008 - 22:52h

 ¿Qué libro recomienda?

El economista camuflado (Tim Hartford)

¿Cuál desaconseja en verano?

Libertad, fraternidad, desigualdad (Sánchez Dragó)

¿Y este año qué va a leer?

Un mundo sin fin (Ken Follet)

 

La verdad es que tengo muchas ganas de leer el libro de Tim Harford. ¿Usted ya lo ha leído? Se lo pregunto porque no se nota nada, no parece que le haya hecho mucho efecto. Tengo entendido que Harford explica de forma clara y precisa cuestiones económicas, con ejemplos de andar por casa y razones convincentes. Su explicación sobre cuánto ha subido de verdad la factura de la luz, como decía el otro, no la entendería ni el propio Aristóteles, aunque resucitara sólo para eso.

Su afirmación de que la inflación estará “muy por debajo del 3% el año que viene” tampoco se entiende (salvo que sea un chiste) ni mucho menos se puede creer, sobre todo viendo cómo se han cumplido todos los vaticinios de la poderosa pitonisa Solbes.

No he leído ese libro de Sánchez Dragó, aunque sólo por el título ya me echa para atrás, así que le haré caso. Por otra parte, no parece indispensable leerlo: las opiniones de Sánchez Dragó son de sobra conocidas y yo creo que no han variado casi nada, al menos desde que leí, hace más de veinte años, Gárgoris y Habidis.

Le deseo suerte con Ken Follet. No lo he leído, nunca me ha interesado nada. Confieso haber leído y disfrutado casi todo de Eugenio Sue e incluso Ayguals de Izco. El folletín popular del XIX siempre me ha gustado; en cambio, el folletín popular del XX, con su Edad Media y sus misterios, me hace bostezar.