Viernes, 22 de Agosto de 2008

"Me voy, que pierdo el avión"

Una de las fallecidas se acaba de casar.

EUROPA PRESS ·22/08/2008 - 20:10h

Los vecinos del pueblo de Batres, al sur de la Comunidad de Madrid, están "apenados" después de que una vecina del pueblo, María Jesús Font, que había vuelto a su pueblo natal el pasado sábado para casarse con su novio, se encontrase entre los fallecidos junto a su marido en el vuelo de Barajas.

La panadera del pueblo, Maite, que conocía a la los padres de María Jesús "desde hace muchísimos años" aseguró hoy que "era muy querida en el pueblo, aunque no la veía mucho". "Me voy que pierdo el avión", fue lo último que dijo la joven a su madre cuando entró en la panadería.

Recién casados

"Está el pueblo muy apenado, eran unsa criaturas, recién casadas, que llevaban cuatro días de matrimonio. Ha muerto muchísima gente que no debía haber muerto y eso duele", declaró.

Según una vecina que se encontraba en la plaza del pueblo, era "buenísima con todo el mundo". Recuerda que se fue a Canarias a trabajar para poder vivir pero que quería casarse donde nació, en Batres. Muy disgustada por lo sucedido, explicó que fue "una pena muy grande y un palo horroroso", por eso, la madre de María Jesús "sólo sabe decir que a su hija la han matado". "Está destrozada al igual que toda la familia y el pueblo entero", dijo.