Viernes, 22 de Agosto de 2008

Los técnicos "cumplieron estrictamente" el procedimiento previsto para la avería detectada

El sindicato de técnicos de aeronaves respalda la actuación de los mecánicos de Spanair

EFE ·22/08/2008 - 13:47h

La Asociación de Especialistas Técnicos de Mantenimiento de Aeronaves (Asetma) ha asegurado que los encargados de revisar el avión de Spanair que sufrió el accidente en Barajas cumplieron "estrictamente" el procedimiento previsto para la avería detectada, que no tenía, en principio, "ninguna relación con el motor".

Así lo ha afirmado el secretario de Organización del sindicato, Crisanto Bermejo, quien ha indicado que el fallo que se detectó en la aeronave accidentada -que fue revisada y luego cayó al intentar despegar- fue el calentamiento del sensor de temperatura exterior, situado en el morro del avión.

El calefactor que se activa cuando hay riesgo de que este sensor se congele, ha explicado, se encendió en tierra y provocó que marcara una alta temperatura, por lo que los técnicos de mantenmiento lo desactivaron quitando el fusible que lo alimentaba.

Procedimiento ordinario 

Este es, según Bermejo, el procedimiento estipulado en el caso de esta avería, que, de acuerdo con el protocolo aplicable, debía arreglarse en un plazo de diez días siempre que el avión no realizase viajes con riesgo de congelación del sensor, como se entendió que era el trayecto Madrid-Las Palmas.

"Se cumplió estrictamente el manual de procedimiento para estos casos", ha asegurado Bermejo, quien ha opinado que, en principio, "un calentamiento en un sensor no puede provocar que un motor estalle", por lo que la avería no tuvo "absolutamente nada que ver" con el accidente.

Bermejo ha explicado que el manual para estos casos no define la actuación ante la avería como "aislar" el problema, aunque ha puntualizado que en lengua común se puede explicar el trabajo hecho con este término, como hizo ayer la dirección de Spanair en conferencia de prensa.

Varios técnicos acudieron a analizar el problema, ya que en esos momentos no había una excesiva carga de trabajo

Según el representante sindical, en el caso de la aeronave del vuelo JK5022, en cuyo accidente murieron 153 personas, varios técnicos acudieron a analizar el problema, ya que en aquellos momentos no había una excesiva carga de trabajo.

El presidente de Asetma, José María Delgado, ha relatado a Efe que conoce personalmente al técnico que dio el visto bueno al avión, quien tiene quince años de experiencia.

Según afirma Delgado, el técnico se encuentra "tranquilo" en el aspecto profesional, aunque "mal" en el humano, ya que conocía a la tripulación del avión y estuvo con ellos unos minutos antes de su muerte.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad