Viernes, 22 de Agosto de 2008

El Gobierno británico pierde los datos personales de miles de delincuentes

Son varias las ocasiones en las que se ha repetido este tipo de casos

LAIA JARDÍ ·22/08/2008 - 10:16h

El Gobierno laborista protagonizó ayer otra humillación pública tras admitir que, de nuevo, ha perdido los datos de miles de sus ciudadanos.
El Ejecutivo de Gordon Brown ha extraviado una memoria USB con la información confidencial de los 84.000 presos de Inglaterra y Gales, más los 10.000 delincuentes reincidentes y 33.000 condenados durante el último año.

Si bien el Gobierno supo de la pérdida el martes, no fue hasta última hora del jueves cuando el Ministerio del Interior la hizo pública. Según explicó una portavoz, los delicados datos -con los nombres, fechas de nacimiento y domicilios de los encarcelados- habían sido descodificados y guardados en el USB por PA Consulting, la consultoría subcontratada por Interior y responsable de su pérdida.

Un departamento tocado

La preocupación se adueñó ayer de la clase política británica y de la Policía: semejante botín en malas manos podría poner en riesgo a los confidentes de la policía o provocar demandas para pedir compensaciones al Gobierno.La ministra del Interior, Jacqui Smith, dijo que PA Consulting rompió las normas del contrato porque descargó la delicada información. El nuevo extravío supone un revés a sus esfuerzos de reformar el departamento, descrito por su predecesor John Reid como "poco adecuado a sus propósitos".

Lo más embarazoso de la pérdida es que tuvo lugar en las oficinas centrales de su Ministerio. Precisamente, el de Interior era uno de los departamentos que habían recibido órdenes de aumentar las medidas de seguridad, después de la sonada pérdida el pasado noviembre de dos discos con los datos bancarios de 25 millones de personas.

La oposición no ha dejado escapar la ocasión para tirarse a la yugular del Ejecutivo del alicaído Brown, quien se encuentra en Pekín. Según el portavoz de Interior de los tories, Dominic Grieve, el Gobierno es "completamente incapaz" de proteger la información de sus ciudadanos. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad