Jueves, 21 de Agosto de 2008

"Esto es duro incluso para nosotros"

Un médico forense dice que el estado de los cuerpos dificultará las labores y se necesitarán varios días para completar las identificaciones

EUROPA PRESS ·21/08/2008 - 16:01h

El médico forense Jorge Mayans indicó hoy que la mayor dificultad con la que se van a encontrar los facultativos que están trabajando en la identificación de los cuerpos de las víctimas del accidente de Barajas reside en el estado en que han quedado los cuerpos, muchos de ellos carbonizados o amputados, y que los forenses extraerán muestras de aquella parte de los fallecidos que estén en "mejor" estado, ya sea tejido óseo o muscular.

Los forenses "se van a encontrar con gente carbonizada, con muchas amputaciones, y restos de cuerpos humanos que no sabrán donde encuadrarlos". "Con todo esto tendrán que ir haciendo una especie de rompecabezas y equilibrarlo con el tema de las muestras", indicó.

Este especialista valenciano explicó que el trabajo de los forenses será "muy duro", y que la identificación "no será de la noche a la mañana"; se tardará "como mínimo" dos o tres días, comentó el facultativo, quien indicó que la fiabilidad de las identificaciones es "altísima": "Nunca se puede hablar del 100%, pero sí de un 98-99%". Señaló asimismo que los compañeros que están trabajando en Madrid "se van a encontrar con gente carbonizada, con amputaciones, y restos humanos que no sabrán donde encuadrar". Para estos forenses, según Mayans, es "muy duro, incluso para nosotros que estamos un poco acostumbrados".

"Dos o tres días mínimo"

Para Mayans, la identificación de los cuerpos llevará su tiempo, "dos o tres días mínimo", si bien recordó que Madrid "trabajó muy rápido en el 11-M" y también Valencia con el accidente del metro que costó la vida a 43 personas y donde las identificaciones "se resolvieron prácticamente en 24 horas".

Esta experiencia de los forenses valencianos es la que ha hecho que uno de los primeros lugares de donde se ha llamado a expertos para colaborar en las tareas de identificación sea Valencia. Así, Mayans explicó que de la ciudad han salido un grupo de 12 ó 14 personas, entre médicos forenses, genetistas -incluida la jefa de la sección- y mozos de autopsia.