Jueves, 21 de Agosto de 2008

Políticos y ciudadanos recuerdan a las víctimas en toda España

En Madrid, numerosos ciudadanos han guardado cinco minutos de un silencio sepulcral  en la Plaza de Cibeles

EFE ·21/08/2008 - 12:14h

Las concentraciones de apoyo a los familiares de las víctimas se han sucedido por toda España. En Madrid, miembros de la corporación municipal, la dirección del PP y la del PSM-PSOE, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, y numerosos ciudadanos han guardado en la Plaza de Cibeles cinco minutos de un silencio sepulcral en señal de duelo por las víctimas del accidente aéreo de Barajas.

Al concluir los cinco minutos de silencio frente a la Alcaldía de Madrid, a los que siguieron sonoros aplausos, el presidente del PP, Mariano Rajoy, se ha dirigido a los medios de comunicación y ha dicho: "todos los que estamos aquí hemos venido a manifestar nuestro sentimiento y nuestro pesar y a mandar un mensaje a las familias de las víctimas".

Rajoy, que ha sido el primero en atender a los periodistas, ha querido destacar la rapidez y la eficacia con la que se están llevando a cabo las labores de identificación de las víctimas.

Minuto de silencio de los trabajadores de Spanair 

Los trabajadores de Spanair se han reunido para recordar a las víctimas con un minuto de silencio en la sede social de la compañía en Palma, en solidaridad con las 153 personas fallecidas en el trágico accidente aéreo de ayer y entre las que se encuentran cuatro tripulantes en movimiento y seis tripulantes en vuelo.

Entre los asistentes a la concentración, que finalizó con aplausos y en los que se pudo ver a los trabajadores de Spanair visiblemente emocionados por la muerte de sus compañeros, de los cuales dos de ellos, el comandante y el auxiliar de vuelo del avión siniestrado, residían en la capital balear.

 

Entre los asistentes no se encontraban el director general de la compañía, Marcus Hedblom, ni el director de Recursos Humanos, Héctor Sandoval, dado que están en Madrid, con motivo de la rueda de prensa que ofrecieron a partir de las 11.30 horas, junto al presidente de SAS, Mats Jansson.