Jueves, 21 de Agosto de 2008

Tropas rusas vuelven a entrar en la ciudad georgiana de Gori

Un número indeterminado de blindados rusos ha regresado a este enclave estratégico y al puerto naval de Poti. Mientras, el Estado Mayor afirma que mañana terminará el repliegue de su fuerza militar haciala zona de paz

AGENCIAS ·21/08/2008 - 09:36h

REUTERS - Soldados rusos descansan tirados en el suelo cerca de la ciudad de Gori.

Blindados rusos han vuelto a entrar a la ciudad de Gori y al puerto de Poti, en el centro y el oeste de Georgia, respectivamente, informaron fuentes oficiales y medios informativos georgianos.

El jefe de la policía de la región de Gori, David Tabuzaze declaró que esta madrugada un número indeterminado de acorazados rusos entró nuevamente en la ciudad, situada a 25 kilómetros al sur de la frontera administrativa con Osetia del Sur.

"No sabemos cuántos (blindados), porque no nos permiten entrar en Gori", dijo el jefe policial a la emisora de radio "Imedi".

Anoche más de medio centenar de blindados rusos abandonaron Gori en dirección a la separatista Osetia del Sur.

Repliegue de blindados rusos

El secretario del Consejo de Seguridad Nacional de Georgia, Alexandr Lomaya, declaró a la Televisión Pública que había sido testigo en primera persona del repliegue de un convoy de blindados rusos.

Gori, una estratégica localidad que se encuentra a unos 70 kilómetros al noroeste de Tiflis, y está bajo el control de las tropas rusas desde hace más de una semana.

Gori está bajo el control de las tropas rusas desde hace una semana 

Por otra parte, la cadena de televisión "Imedi" informó de que esta mañana varios transportes blindado rusos entraron en la base naval situada en el puerto de Poti.

Además las tropas rusas mantienes bajo su control las ciudades de Zugdidi y Senaki, en el noroeste de Georgia, así como varias localidades menores.

El Mando militar ruso ha anunciado que a partir de mañana viernes aceleraría el repliegue de sus tropas del territorio georgiano administrado por Tiflis.

Las autoridades georgianas, así como Estados Unidos y la OTAN, demandan la retirada inmediata de las fuerzas rusa del territorio georgiano.

La fuerza militar se retira hacia la zona de paz, según el Estado Mayor ruso

El jefe adjunto del Estado Mayor General de las Fuerza Armadas de Rusia, Anatoli Nogovitsin, ha afirmado que las tropas rusas finalizarán mañana su repliegue hacia la zona de responsabilidad de las fuerzas de paz emplazadas en la zona del conflicto georgiano-suroseta.

"Comenzó el repliegue a un ritmo tal que para el término del día 22 de agosto las tropas de la Federación Rusa estarán en los límites de la zona de responsabilidad de las fuerzas de paz", dijo el general ruso en rueda de prensa, transmitida en directo por la emisora de radio estatal Vesti.

El Estado Mayor ruso se niega a revelar datos sobre los efectivos retirados 

Nogovitsin recalcó que "el proceso sólo ha comenzado" y declinó ofrecer datos sobre el número de efectivos que han sido retirados, con el argumento de que esa información varía con el correr del tiempo.

El general destacó que las tropas georgianas, que participaron en la agresión contra Osetia del Sur, perdieron su derecho a cumplir cualquier misión en la zona de responsabilidad de las fuerzas de paz.

Además, Nogovitsin señaló que las naves aéreas de otros Estados puede sobrevolar la zona de responsabilidad de las tropas de paz sólo con autorización de la parte rusa.

Rusia revisa sus relaciones con la OTAN

El viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia Alexandr Gluhskó ha anunciado que Moscú revisará sus relaciones con la OTAN, incluido su componente militar.

"Las relaciones con la OTAN serán revisadas. Desde luego, esto afectará también a los programas de cooperación militar", dijo Glushkó en declaraciones a la agencia Interfax.

Según el diplomático, actualmente se efectúa un "inventario de la la cooperación" con la Alianza Atlántica.

"Se analiza el estado de nuestras relaciones (con la OTAN) para adoptar las decisiones sobre los pasos a seguir", agregó.

El embajador ruso acusa a la OTAN de seguir anclada en la Guerra Fría 

El martes pasado, el embajador ruso ante la OTAN, Dmitri Rogozin, acusó a la Alianza de "seguir anclada en la Guerra Fría" y declaró que Moscú tiene intención de revisar su cooperación con la organización atlántica.

Rogozin hizo estas declaraciones en Bruselas después de que los ministros de Exteriores de la OTAN acordaran que tras el conflicto de Georgia, la relación con Rusia no puede continuar como venía siendo hasta ahora.

El embajador ruso dijo que el duro mensaje de la OTAN contra la actuación de Moscú en Georgia es "palabrería, pues nadie quiere ni puede romper lazos con Rusia".

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad