Miércoles, 20 de Agosto de 2008

"Se produjo una enorme bola de fuego y tras alzar el vuelo el avión descendió bruscamente"

Según uno de los operarios, la cola del avión quedó totalmente separada del resto y el impacto provocó un gran cráter y un incendio en los pastos. El avión fue revisado, antes de despegar, al detectarse una avería en uno de sus motores

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·20/08/2008 - 16:13h

Modelo del avión accidentado este miércoles.

"Esto pinta muy mal", afirmó esta tarde en el aeropuerto de Gran Canaria el padre de una joven pasajera canaria, Leticia Morillo, que viajaba en el vuelo de Spanair JK5022, siniestrado esta tarde en Madrid. Aunque conservaba la calma y se encontraba bastante entero, Rafael Morillo explicó a los periodistas que "aquí nadie suelta prenda todavía".

El padre de la pasajera contó que no sabía nada de su hija, que habló con ella antes de que saliera el vuelo hacia Gran Canaria, pero que ahora su móvil "no está operativo".

Rafael Morillo hizo estas declaraciones al salir de la sala habilitada por AENA en el aeropuerto grancanario para los familiares de los pasajeros que volaban a la isla canaria.

Otro familiar de un pasajero del vuelo explicó que en el avión de Spanair viajaba un nieto suyo pequeño, aunque pensaba que "el niño está bien", aunque reconoció que no tiene noticias claras sobre lo sucedido.

Medio centenar de familiares de pasajeros del vuelo de Spanair JK5022, siniestrado en Madrid, aguardan noticias de lo sucedido con sus seres queridos en el aeropuerto de Gran Canaria, destino del vuelo.

Los familiares se encuentran en una sala habilitada por AENA en la terminal insular del aeropuerto grancanario, donde son atendidos por personal sanitario y reciben también asistencia psicológica.

Una bola de fuego 

Según uno de los testigos del accidente, el avión "llegó a despegar y tras alzarse en vuelo, a unos 200 pies, se produjo una explosión en un motor del avión". Según dicho testigo, la explosión provocó "una enorme bola de fuego y un gran humo negro". Tras rotura de uno de los motores, el avión descendió bruscamente e impactó sobre unos arbustos situados cerca de la pista de aterrizaje.

Uno de los operarios situados en la zona y que tuvo contacto visual con el avión, explicaba como la cola del aparato quedó totalmente separada del resto y como el impacto ha provocado un gran incendio en los pastos cercanos a la pista de aterrizaje. La mayoría de los heridos sufren quemaduras debido a este incendio producido tras el impacto.

Según explicaba, el avión había sido revisado al detectarse una avería en uno de los motores. El avión de Spainair tenía previsto su salida a las 13:00, pero no despegó hasta las 14:14.

Otro testigo vió "una gran bola de humo y como explotaba un motor. Afortundamente el avión ha despegado y ha podido tomar aire, por decirlo de alguna manera, porque sino no habría sobrevivido nadie".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad