Miércoles, 20 de Agosto de 2008

El Gobierno canceló 18 exportaciones ante el riesgo de que sirviesen para fabricar armas de destrucción

Ministerio de Industria, Turismo y Comercio temía un desvío de maquinaria o sustancias nucleares y químicas  

EFE ·20/08/2008 - 12:20h

El Gobierno denegó el pasado año 24 operaciones de exportación de material de doble uso -maquinaria y sustancias nucleares y químicas-, de las que 18 tuvieron como justificación el riesgo de desvío a la fabricación de armas de destrucción masiva.

Así lo revela el informe de las exportaciones realizadas en 2007 de material de defensa y doble uso elaborado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, que acaba de remitir al Congreso de los Diputados.

La JIMDDU (Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior, adscrita a Industria) aplicó en 18 ocasiones la cláusula catch-all, incluida en artículo 4 del Reglamento Europeo de doble uso.

Concretamente se aplicó en 13 operaciones de exportación a Irán de tubos de acero especiales, máquinas-herramienta y bombas centrífugas, y en 5 exportaciones a Siria de máquinas-herramienta.

En el ámbito del doble uso se produjeron un total de 24 denegaciones, 3 de máquinas-herramienta, 2 de repuestos de aeronaves, 1 de tubos de acero, otra de válvulas y otras 17 referidas a sustancias químicas.

La mayoría de las denegaciones de operaciones, que el informe no especifica, tuvieron como justificación el riesgo de desvío a la fabricación de armas de destrucción masiva.

Renovación de denegaciones 

También durante el pasado año España comunicó al denominado Grupo Australia su decisión de renovar 28 denegaciones cuyo plazo había expirado y 8 en el Grupo de Suministradores Nucleares y del Régimen de Control de la Tecnología de Misiles.

El Gobierno además colaboró en cuatro investigaciones llevadas a cabo por las autoridades de otros países sobre posibles exportaciones de empresas españolas relacionadas con programas de proliferación en los ámbitos nuclear y de misiles.

El informe revela que se solicitó la instauración de un filtro rojo de inspección física de los envíos correspondientes a 7 empresas españolas.

En general, en lo que respecta a exportaciones de productos y tecnologías de material de doble uso, en 2007 se registró un ascenso del 44,6%, con un negocio de 114,2 millones de euros, frente a los 79,04 millones de 2006.

Clientes 

Estados Unidos fue el primer cliente, con más de la mitad de las compras (51,3%), sobre todo generadores de vapor y combustible para centrales nucleares.

En segundo lugar, se situó Irán, con un 21,7% del total de las compras, principalmente, herramientas, repuestos para la industria del automóvil, tubos de acero para la industria petrolífera y repuestos para aeronaves civiles.

En cuanto al material de defensa, el informe indica que las ventas a otros países aumentaron un 10,4% en 2007 y su importe total fue de 932,9 millones de euros, lo que representa más del doble que en 2005.

Las exportaciones de armamento fueron de 854,07 millones de euros en 2006 y de 419,45 millones en 2005.