Miércoles, 20 de Agosto de 2008

Rusia rechaza en la ONU el plan francés para retirarse de Georgia

Ejerce su derecho de veto en el Consejo de Seguridad. El proyecto de resolución exigía la retirada inmediata de las tropas rusas de Georgia y reafirmaba la integridad territorial del país del Cáucaso

PÚBLICO. ES / AGENCIAS ·20/08/2008 - 07:26h

Varios soldados rusos esperan a la orden de retirada en Gori. EFE

Rusia se ha opuesto a un nuevo proyecto de resolución presentado por Francia ante el Consejo de Seguridad de la ONU, que exige la retirada inmediata de las tropas rusas de Georgia y reafirma la integridad territorial del país del Cáucaso.

"No podemos aceptar que solamente se mencionen (en la resolución) dos de los seis puntos del plan de paz, ni que se incluyan condicionantes políticos", dijo el embajador ruso ante las Naciones Unidas, Vitaly Churkin, a la salida de la reunión del Consejo.

Churkin calificó la propuesta francesa de "una distracción" que desvía la atención del máximo órgano de la ONU de las negociaciones por implementar el plan de paz europeo presentado por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y suscrito por los dos bandos.

"Hay un trabajo serio por realizar, que es la implementación del acuerdo de paz, y por otro lado está la propaganda", afirmó.

También señaló que los gobiernos de facto de las repúblicas separatistas de Osetia del Sur y Abjasia han pedido participar en las discusiones del Consejo de Seguridad, y abogó por que se acepte su solicitud.

El borrador francés de cuatro breves párrafos rechazado por Moscú exige el cumplimiento inmediato del acuerdo de alto el fuego, incluida la retirada de las tropas rusas a las posiciones anteriores al estallido de las hostilidades.

Incumplimiento de los acuerdos 

Churkin rechazó las afirmaciones de Tiflis y de gobiernos occidentales de que la presencia de tropas rusas en suelo georgiano supone un incumplimiento del acuerdo suscrito por Moscú la semana pasada.

Aseguró que Rusia ya iniciado la retirada de sus tropas y que las actividades que todavía se están llevando a cabo, como la destrucción de arsenales, forman parte de las "medidas de seguridad adicionales" mencionadas en el quinto de los seis puntos del plan.

Sin embargo, la interpretación de la delegación francesa del acuerdo que negoció en Moscú el presidente Sarkozy con su colega ruso, Dmitri Medvédev, parece diferente.

"No hay ninguna razón para la que las tropas rusas permanezcan todavía en Georgia", aseguró el embajador adjunto de Francia ante la ONU, Jean Pierre Lacroix, a la prensa.

Indicó que el objetivo del texto presentado hoy era lograr que Rusia cumpliera su "compromiso" de retirarse de Georgia para poder seguir adelante con el proceso de resolución del conflicto.

"Si no lo hace, se nos hará muy difícil seguir a todos los que estamos inmersos en este esfuerzo", apuntó.

Lacroix declinó precisar si su resolución se someterá a votación en el Consejo, para forzar el veto de Rusia, y señaló que antes se espera saber si se cumple la nueva promesa rusa de que sus tropas abandonarán Georgia a más tardar el 22 de agosto.

Por su parte, el embajador de Georgia ante la ONU, Irakli Alasania, acusó en su intervención ante el Consejo a las tropas rusas y sus aliados surosetas de cometer "pillajes y asesinatos" en las ciudades georgianas que ocupan.

Noticias Relacionadas