Martes, 19 de Agosto de 2008

El gran héroe de China no soportó la presión

La retirada del atleta Liu Xian deja en el aire los millones de dólares que las empresas invirtieron en su figura

ANDREA RODÉS ·19/08/2008 - 20:48h

AFP - Cartel gigante con la imagen de Liu en Shanghai.

Aún quedaban tres días para el inicio de los Juegos, pero Liu Shu Yun, una voluntaria pequinesa de 80 años, ya sabía lo que no quería perderse: ver saltar al vallista Liu Xian, uno de los atletas más famosos de China, desde que ganó el oro en Atenas 2004. "Lo veré en casa por televisión, con unas vecinas", dijo Shuyun.

Lo que no se imaginaba esta anciana de salud envidiable es que su ídolo acabaría dejándola plantada frente al televisor. Liu Xian decidió el lunes en el último segundo retirarse de la prueba de 110 metros vallas alegando una lesión en un tendón. Se rompió el sueño de millones de personas esperando en vano frente al televisor.

"Podemos entenderlo, estaba lesionado", dice Zhang Yongmiao, un joven de 21 años que se reunió con su familia para ver competir a Liu Xian. "Pero sigue siendo un héroe", dice Zhang, con voz desilusionada. A sus 25 años, Liu ha conseguido convertirse en un icono nacional y en la imagen publicitaria de numerosas marcas, como Coca Cola, Nike o Lenovo, el fabricante de ordenadores chino.

Yili, una empresa local de productos lácteos, utiliza a actores que interpretan a sus padres en varios anuncios televisivos. Visa ha instalado vallas publicitarias por todo el recinto olímpico, donde aparece Liu Xiang haciendo el símbolo de la victoria con los dedos sobre la palabra "orgullo".

Corazones rotos

Varias empresas ya han expresado su simpatía hacia el famoso atleta lesionado e incluso algunas como Nike intentan sacar provecho del incidente. Ayer, Nike publicó anuncios a doble página en varios periódicos chinos con la frase "ama el deporte hasta si te rompe el corazón".

La retirada de Liu supone un "grave problema" para las marcas patrocinadoras, dijo a The Wall Street Journal el director de la agencia de publicidad WPP Asia, que ha diseñado parte de la campaña de Yili con Liu Xiang. Según el director de WPP, los patrocinadores se encuentran en una posición arriesgada al haber centrado su imagen en un ídolo nacional que no ha cumplido con su papel.

"A los chinos les gusta tanto destruir ídolos como crearlos. Será duro para Liu Xiang y para toda la gente que volcó tanto entusiasmo irracional en él", opina Liu, una vecina del barrio pequinés de Sihui. Su amigo Li cree que "no pasa nada". "Al fin y al cabo ya hemos ganado más de 30 medallas de oro", dice Li.

Para consolar a un país entero desilusionado, la televisión pública CCTV estuvo emitiendo durante todo el día la rueda de prensa posterior a la carrera, en la que el entrenador de la selección de atletismo reconoció que Liu está sometido a la gran presión de la fama, los patrocinadores y de representar la esperanza de 1.300 millones de chinos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad