Martes, 19 de Agosto de 2008

Medicinas y zumos, mala combinación

Tomar jugo de fruta con ciertos fármacos disminuye su eficacia

ESTHER PANIAGUA ·19/08/2008 - 20:55h

SXC - La naringina, presente en algunos zumos, impide la absorción de determinadas medicinas.

Un componente presente en el zumo de pomelo y en otros como el de naranja o manzana disminuye sustancialmente la absorción de medicamentos entre los que se encuentran algunos indicados para enfermedades de corazón, cáncer, contra el rechazo de órganos trasplantados o contra infecciones. Es la conclusión de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Ontario (Canadá) que se presenta hoy en el 238 Encuentro Nacional de la Sociedad Química Americana.

La causa de la deficiente efectividad de los fármacos que se toman acompañados de este tipo de líquidos es que su ingrediente activo (la naringina) bloquea el transportador de medicamentos OATP1A2, implicado en su absorción desde el intestino delgado a la sangre. “Esto implica que se pierdan beneficios de ciertos medicamentos, esenciales para tratar graves problemas médicos”, asegura el director del estudio, David Bailey.

Él mismo descubrió hace casi 20 años que precisamente el jugo de pomelo provocaba también el efecto contrario: un aumento de los niveles en sangre de algunos fármacos que podía incluso provocar una sobredosis.

Bailey está seguro de que encontrarán más fármacos que interactúen con los zumos y por ello recomienda no mezclarlos sin haberlo consultado antes con un médico. 

Listado de fármacos cuya efectividad disminuye con los zumos:

- Etoposido: un agente anticancerígeno.

- Atenolol, celiprolol y talinolol: usados para tratar la hipertensión, prevenir ataques de corazón y otros problemas cardiovasculares.

- Ciclosporina: previene el rechazo de órganos trasplantados.

- Ciprofloxacin, levofloxacin e itraconazol: antibióticos usados contra infecciones.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad