Martes, 19 de Agosto de 2008

"Es para darnos un par de hostias"

España desaprovecha una ventaja de 18 puntos y cae ante Rusia, que se enfrentará a Estados Unidos en las semifinales 

NOELIA ROMÁN ·19/08/2008 - 17:52h

La jugadora española Laia Palau (iz) defiende el área ante la rusa Ilona Korstin durante el partido de hoy. EFE/JESÚS DIGES

El guión es viejo y conocido. España comienza jugando muy bien, estirando el marcador hasta coger un mullido colchón (12-30), una invitación a la esperanza, que se desvanece estrepitosamente al final, cuando las rusas celebran, eufóricas, el pase a las semifinales (84-65).

Lo mismo sucedió en el Mundial de Brasil y de manera diferente en el último Europeo. Así que la historia cansa. "Es para darnos dos hostias", dice, con un cabreo monumental Cindy Lima.

"Me parece increíble que, sacándoles casi 20 puntos, nos ganen con esa vacilada. No lo asumo", prosigue la pívot española. Después, razona su indignación: "Nuestra actitud y falta de madurez ha sido flagrante. Y yo me pongo la primera. No hemos sabido digerir el ir ganando el partido".

Las chicas lloran. El vestuario está roto. Esta vez, han estado a un paso de luchar por medalla en unos Juegos. Serán quintas. Y Evaristo Pérez, el seleccionador, relativiza. "Estoy disgustado por este resultado, pero, la valoración global es satisfactoria: hemos dado un paso adelante y ya no necesitamos de un milagro para ganar a Rusia". 

Ficha técnica:

84 - Rusia (10+22+24+28): Hammon (17), Korstin (13), Abrosimova (7), Osipova (9), Stepanova (12) -cinco inicial-, Schegoleva (19), Karpunina (-), Rakhmatulina (7) y Vodopyanova (-).

65 - España (21+19+15+10): Aguilar (3), Palau (7), Torrens (7), Montañana (13), Pascua (5) -cinco inicial-, Valdemoro (16), Martínez (2), Lima (8), Abalde (2), Revuelto (-), Nicholls (.) y Sánchez (2).

Árbitros: Belosevic (SRB), Mercedes (DOM) y Butler (AUS). Sin eliminadas.

Incidencias: Encuentro correspondiente a las eliminatorias de cuartos de final del torneo de baloncesto femenino de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 disputado en el pabellón Wukesong ante unos 11.000 espectadores. Los Duques de Palma, Cristina de Borbón e Iñaki Urdagarín, presenciaron el encuentro desde el palco.