Martes, 19 de Agosto de 2008

El Santander prevé cerrar la compra del Alliance & Leicester el 10 de octubre

EFE ·19/08/2008 - 13:12h

EFE - Sede del Banco de Santander en el Paseo de Recoletos de Madrid.

El Santander espera cerrar la compra del banco de crédito hipotecario Alliance & Leicester (A&L) el próximo 10 de octubre, según el folleto de la operación remitido hoy por el banco británico a sus accionistas y al Takeover Panel, el regulador británico de fusiones y adquisiciones.

Ambas entidades prevén hacer efectiva la operación, que aún está sujeta a la aprobación de los accionistas del A&L, ese día, cuando las acciones de la entidad británica dejarán de cotizar en Bolsa y el grupo español emitirá nuevos títulos propios.

El Santander anunció el pasado 14 de julio la compra del banco en una operación en la que cambiará una acción propia por cada tres del A&L, lo que supone un coste para la entidad de 1.574 millones de euros y una ampliación del 2 por ciento de su capital.

El plan de compra requiere una doble aprobación por parte de los accionistas del A&L, una destinada al Alto Tribunal de Londres (un requisito formal de la legislación británica) y la otra en asamblea general.

Ambas votaciones tendrán lugar el próximo 16 de septiembre, aunque los accionistas del banco británico pueden previamente emitir sus votos de forma electrónica y por correo tradicional, cuyo plazo de recepción finaliza el 14 de septiembre.

De cumplirse los plazos previstos por ambas entidades, las nuevas acciones del Santander comenzarán a cotizar en la Bolsa de Londres el 14 de octubre.

Como acordaron el Santander y el A&L al negociar la operación, el consejo de administración del banco británico recomienda en el folleto a sus accionistas votar a favor de ella.

El máximo órgano de dirección de A&L justifica su apoyo a la operación por "los riesgos externos significativos" como consecuencia del deterioro de las condiciones del mercado y por la turbulencia financiera, que prevé que persista aún durante bastante tiempo.

El A&L afirma que la unión con el Santander, que lo integrará con su filial británica Abbey, reducirá los costes de financiación a los que actualmente se enfrenta la entidad.

Asimismo, indica que concede a sus accionistas una mayor certeza sobre el futuro y frena el deterioro del valor de los títulos del banco británico.

El folleto señala que el Santander ha asegurado que mantendrá los derechos laborales de los trabajadores de A&L.

Con el objetivo de ganar el interés de los trabajadores, el acuerdo de compra incluye la entrega de forma gratuita a los empleados del A&L de cien nuevas acciones del Santander, siempre y cuando lo aprueben los accionistas del banco español y el regulador.

En la operación se valora al banco británico en 1.259 millones de libras (unos 1.574 millones de euros) y, además de la aportación que se hará mediante intercambio de acciones, el banco español prevé inyectar en un futuro en él 1.000 millones de libras (1.250 millones de euros).

Con la revalorización de las acciones del Santander desde el anuncio de la compra, la operación suponía a 8 de agosto, el último día antes de la redacción del folleto, valorar cada título del banco hipotecario en 317 peniques, a los que hay que sumar otros 18 peniques del dividendo a cuenta en dinero que el A&L anunció el pasado 1 de agosto.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad