Martes, 19 de Agosto de 2008

Interceptan dos pateras con 79 inmigrantes a las costas andaluzas

Todos los ocupantes de las embarcaciones se encuentran en buen estado de salud

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·19/08/2008 - 13:22h

La patera que esta madrugada fue interceptada cuando intentaba arribar a la playa de Camposoto, en San Fernando (Cádiz), transportaba 56 inmigrantes, entre los que había un bebe de siete meses y otros tres menores, según ha informado la Subdelegación del Gobierno.

En la madrugada, el Servicio Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) detectó la embarcación y una patrullera del servicio marítimo de la Guardia Civil se dirigió hasta la zona y decidieron acompañarla hasta la playa en vez de trasvasar a los inmigrantes a la patrullera para evitar problemas de caídas, ya que eran muchos los ocupantes.

La embarcación llegó a la playa de Camposoto, donde había establecido ya un dispositivo compuesto por miembros de la Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local.

Ocho de ellos proceden de Marruecos y el resto de diversos países del África subsahariana.

Tras recibir la primera atención de efectivos de la Cruz Roja en la misma playa, una mujer y dos hombres han tenido que ser trasladados al hospital clínico de Puerto Real con síntomas de hipotermia, han señalado las mismas fuentes.

Los inmigrantes que pretendían entrar clandestinamente en España son 41 hombres y 11 mujeres.

La misma subdelegación del Gobierno ha informado de la llegada de otra patera con 23 inmigrantes de origen magrebí que ha sido interceptada por Salvamento Marítimo y trasladada al Puerto de Málaga.

Se trata de una embarcación neumática que fue avistada ayer por la tarde a doce millas al sur de las costas de Torrox en la que viajaban 23 hombres, al parecer todos mayores de edad y en buen estado de salud.

La patera fue interceptada en alta mar por la embarcación "Salvamar" de Salvamento Marítimo, que trasladó a sus ocupantes al Puerto de Málaga, al que llegaron sobre las 0.50 horas de la pasada madrugada, según las fuentes.

Sólo un inmigrante tuvo que ser atendido a su llegada a Málaga, aunque su estado es satisfactorio, han añadido las fuentes.

La Policía está comprobando la identidad de los ocupantes de la embarcación, aunque todo apunta a que no hay ningún menor entre ellos.