Lunes, 18 de Agosto de 2008

La trama de Turisme Jove se extiende a Menorca

El conseller de Cultura denuncia un agujero de 1,8 millones en un albergue de la isla

PÚBLICO.ES ·18/08/2008 - 22:17h

Cuanto más avanza la investigación, más se perfila el volumen del agujero que la corrupción y el despilfarro de sus responsables dejaron en el Consorcio de Turisme Jove balear.

La última estimación parcial llego desde Menorca. El conseller de Cultura de la isla, Joan Lluís Torres, denunció un agujero de 1,8 millones en la construcción del albergue juvenil Sa Vinyeta de Ciudadela y que podría estar relacionado con la trama.

Torres exigió responsabilidades al máximo nivel y solicitó la dimisión de la ex consellera de Presidencia y Deportes, Rosa Puig. A su petición se unió el director insular del ramo, Joan Carles Villalonga. Fue durante el mandato de Puig, en la anterior legislatura cuando se ejecutaron las obras de cuyo presupuesto, algo más de dos millones de euros, aun se adeudan 1,7 millones a los constructores y 120.000 al Consell. El albergue se inauguró en 2006.

Incompetencia o complicidad

Torres ni siquiera vincula las dimisiones a una sentencia judicial sobre el caso. Según el conseller, en la isla "ha habido mala gestión o corrupción, por lo que se deben asumir responsabilidades políticas por incompetencia o por complicidad".

A pesar de situar a la ex consellera en el centro de la tormenta, Torres no quiso eximir a ningún responsable conservador y señaló al ex presidente del Gobern y su sustituta al frente del PP. "Tanto Jaume Matas, como Rosa Estarás han de asumir sus responsabilidades políticas que hoy aun no se han reconocido", exigió. El PP de Menorca permanecía en silencio.

Penas de 23 años

Once personas, dos de ellos militantes del PP, fueron imputados por presunta prevaricación, malversación, cohecho, falsedad documental y negociaciones prohibidas a funcionarios. Aunque es muy pronto para conocer la petición de la Fiscalía, dichos delitos podrían acarrear, según el código penas, hasta 23 años de prisión. Además, la condena implicaría más de 50 años de inhabilitación.

Nueve de los once implicados fueron puestos en libertad con cargos, y el ex gerente tuvo que abonar una fianza de 12.000 euros. Juan Francisco Gosálbez, cabecilla de la trama, permanece en prisión incondicional.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad