Lunes, 18 de Agosto de 2008

Musharraf pone fin a su agonía

El presidente paquistaní anuncia su dimisión y se defiende de las acusaciones de corrupción. Fría despedida de Washington a su aliado.

El general que hizo posible la edad dorada de la yihad, por Íñigo Sáenz de Ugarte

ISABEL PIQUER/AGENCIAS ·18/08/2008 - 09:56h

 

El presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, decidió adelantarse a las intenciones de la oposición y anunció su renuncia irrevocable al cargo que ocupaba desde el 20 de junio de 2001. Con esta decisión, Musharraf, además de ahorrarle trabajo al Parlamento de su país, provocó un estallido mayoritario de alegría en las calles de las principales ciudades paquistaníes. “Me voy por el bien de la nación”, dijo en su discurso final el ya ex presidente.

Para demostrarlo reveló que su harakiri político se produce para acabar con la “inestabilidad” que ha supuesto el proceso de destitución que los partidos que forman el Gobierno abrieron el 7 de agosto contra él y que debía concretarse esta misma semana. “Ganara o perdiera el impeachment planteado, la dignidad del país es la derrotada”, lamentó Musharraf en su discurso televisado. Después dijo que “todas las acusaciones son falsas” y pidió que sea el pueblo quien le juzgue.

La coalición gubernamental que forman el Partido Popular de Pakistán (PPP), que encabezaba la asesinada Benazir Bhutto, y la Liga Musulmana del ex primer ministro Nawaz Sharif tenía previsto presentar un pliego de cargos contra Musharraf por violación de la Constitución y “mala conducta grave”. La incógnita que se abre ahora es si Musharraf opta por abandonar Pakistán o decide quedarse como líder de un amplio sector del poderoso Ejército ante el proceso político que se inicia en el país.

Su sustituto provisional será el actual presidente del Senado, Mohamadmian Sumro, miembro de la Liga Musulmana-Q, el partido político de Musharraf. No obstante, fuentes oficiales señalaron que en los próximos días se convocará elecciones presidenciales para que antes de dos meses, el plazo estipulado en la Constitución, haya un nuevo presidente en Pakistán.

Las reacciones internacionales fueron inmediatas. La secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, se despidió de su complicado aliado en un comunicado en el que alaba su labor y asegura que EEUU trabajará con quien le suceda en el poder. Rice dio así por terminados ocho años de tortuosa relación, desde que los atentados del 11-S hicieran de Musharraf el ines-perado aliado del Gobierno de Bush. Musharraf “ha sido un amigo de Estados Unidos y uno de los socios más comprometidos en la lucha contra el terrorismo y el extremismo”, dijo Rice, quien expresó su “profundo reconocimiento” al líder paquistaní.

Fría despedida

Musharraf, añadió Rice, “eligió sumarse al combate contra Al Qaeda, los talibanes y los otros grupos que ponen en peligro la paz y la estabilidad de Pakistán”. Pero el fracaso de esa estrategia hizo que ayer Rice se despidiera sin grandes penas del mandatario, que se había convertido en un auténtico estorbo desde que a finales de 2007 decretara el estado de emergencia para impedir la celebración de las elecciones. El informe de la CIA sobre la complicidad de los servicios secretos paquistaníes en el atentado perpetrado contra la embajada india en Afganistán, hace algo más de un mes, fue la gota que colmó el vaso.

“Seguiremos trabajando con sus líderes políticos y les pediremos esfuerzos para resolver los problemas de Pakistán” y refuercen sus instituciones democráticas, añadió Rice, ilustrando el deseo de Washington de pasar página.

Rice señaló el domingo que su país no contempla dar asilo político a Musharraf. “Es un tema del que no se ha hablado”, dijo. Quien sí le ha abierto las puertas es Arabia Saudí. La revista estadounidense Newsweek asegura que un avión saudí aguardaba ayer en el aeropuerto de Islamabad la decisión de Musharraf. El presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, ha dimitido de su cargo tras asegurar que todas las acusaciones que la coalición gubernamental ha preparado contra él para lograr su destitución son "falsas".

Noticias Relacionadas