Domingo, 17 de Agosto de 2008

El Gobierno Vasco condena a quienes tratan de imponer su voluntad con bombas

EFE ·17/08/2008 - 13:43h

EFE - Varios agentes de la Guardia Civil vigilan la A-7 después de la explosión de dos artefactos colocados por la banda terrorista ETA en Málaga.

El Gobierno Vasco ha condenado "con total rotundidad" la colocación de dos artefactos explosivos esta tarde en Málaga y Benalmádena y a quienes "tratan de imponer su voluntad con bombas".

Por medio de un comunicado, el Ejecutivo de Vitoria ha mostrado su "plena solidaridad al pueblo malagueño y andaluz en su conjunto y especialmente a todas las personas directamente afectadas por estas explosiones".

Ha recordado que estos atentados se han producido, "otra vez, en zonas de veraneo y descanso y que han perturbado a decenas de personas y han sembrando la alarma, el terror y la indignación de la población".