Sábado, 16 de Agosto de 2008

Segunda victoria por la mínima (1-0)

El equipo femenino de hockey sobre hierba se impone ante la débil Suráfrica en un partido embarullado donde las españolas fueron siempre mejores

EFE ·16/08/2008 - 16:38h

EFE - Las españolas celebran el tanto conseguido ante el equipo surafricano.

España sumó su segunda victoria en Pekín 2008 al imponerse a Suráfrica por la mínima, en un partido en el que las españolas se adelantaron poco antes del descanso con un penalti córner y en el que pudieron tener una renta mayor y sufrieron al final para mantener la ventaja.

Suráfrica, el equipo más débil del torneo olímpico ubicado en el puesto doce del ránking mundial, buscó ante España la victoria de la honra y su primer gol en Pekín, aunque no lo consiguió por su falta de puntería, a pesar de varios postes, su mal control de la bola y el acierto de la defensa española y de Chus Rosa en la puerta.

Juego embarullado 

En un partido rápido y desordenado, la primera buena opción la tuvo para España Montse Cruz, la hispano argentina que por primera vez formó pareja de inicio en ataque con Silvia Muñoz, y Suráfrica aprovechó un error defensivo con el que Kathleen Taylor probó la precisión de Chus Rosa.

Con un juego embarullado en el que España tuvo que buscar pases largos, pero controló más y mejor, Nuria Camón consiguió enviar una bola de gol a la que nadie llegó y Bárbara Malda también tuvo otra antes de que su equipo ganara el primero de sus cuatro penaltis córner en este tiempo a los 12 minutos.

España no lo aprovechó y en mitad de un correcalles Marsha Marescia, la capitana y más peligrosa jugadora de Suráfrica, volvió a toparse con Rosa pero su equipo ganó un primer penalti corner en el que sus propias compañeras se estorbaron.

Las chicas de Usoz tuvieron otros tres penaltis antes del descanso y María Romagosa consiguió el gol en el último, a cinco minutos de pararse el juego, en el que Suráfrica desperdició dos penaltis más.

Mismo ritmo en la segunda parte 

El partido se reanudo con el mismo tono y el mismo ritmo. Bárbara Malda sacó un buen revés a puerta que se perdió por la línea de fondo y Jennifer Wilson, tras recibir una bola en el centro del círculo, volvió a hacer que Rosa demostrara su efectividad.

La portera madrileña evitó el gol y despejó con el pie el segundo de los tres penaltis córner seguidos que tuvo Suráfrica, que se topó con la buena defensa de España en otro y fue incapaz de tirar a puerta en otro en el tercero.