Sábado, 16 de Agosto de 2008

La reivindicación de Anabel y Vivi

Final femenina: Las españolas se juegan el domingo el oro en dobles

MIGUEL ALBA ·16/08/2008 - 16:38h

REUTERS - Las tenistas españolas Anabel Medina Garrigues y Virginia Ruano Pascual ya están en la final

Existe el tenis detrás de Nadal. Vivi Ruano y Anabel Medina son sus mejores exponentes. Ellas no tienen, lógicamente, ni su potencia física ni, mucho menos, su presencia mediática, pero el grado de exigencia es idéntico al de Rafa. Viajes, renuncia a vida familiar, entrenamientos, lesiones...

El sábado, después de clasificarse para la final del doble femenino (10:00, La 2), ambas volvían a vivir la distancia que existe entre Rafa y el resto. En su comparecencia de prensa, apenas diez periodistas les acompañaban en una pequeña sala en la que no hay traductor porque, a diferencia de las conferencias de Rafa, nadie pregunta en inglés.

"Sabemos que el deporte femenino está todavía un paso por detrás del masculino", asegura Vivi, que ya ganó una plata en Atenas, junto a Conchita Martínez. "Somos conscientes de que, con toda la cobertura mediática que hay en los Juegos, esta medalla va a tener más repercusión que nuestra victoria en Roland Garros", asegura. Ambiente en contra"Vivi y Anabel llevan un año y medio jugando juntas. "Sufriendo para mejorar", subraya Medina.

En todo este tiempo, nunca habían vivido un partido con una carga ambiental tan fuerte. "Cuando íbamos a la pista, uno de los Bryan (hermanos que ha ganado el bronce en dobles masculino) nos dijo que estaba calentita", explica Vivi. Allí les esperaban 5.000 personas que gritaban por los 1.300 millones de chinos que apostaban por una victoria de la pareja Yan-Zheng. La esperanza duró dos sets, los que necesitaron Vivi y Anabel para salir de Pekín con una medalla. Como Rafa. Hoy, paradojas del orden de juego, ambas finales coincidirán. Pero ellas siguen empeñadas en que existe tenis detrás de Rafa.