Jueves, 14 de Agosto de 2008

Iberia, British Airways y American Airlines firman una alianza comercial para combatir la crisis

Las compañías acuerdan vuelos conjuntos entre Norteamérica y Europa y solicitan la inmunidad antimonopolio ante Estados Unidos

EP ·14/08/2008 - 16:08h

Iberia, British Airways y American Airlines han firmado este jueves un acuerdo para vuelos conjuntos entre Norteamérica y Europa para aumentar su cooperación y decidieron presentar también hoy la solicitud de inmunidad antimonopolio ante las autoridades estadounidenses.

Según ha informado la aerolínea española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la solicitud, en la que también están incluidas las aerolíneas Finnair y Royal Jordanian, se presentará en el Ministerio de Transporte estadounidense (DOT) y será comunicada también a las autoridades competentes de la Unión Europea.

Iberia, British Airways y American Airlines operarán como "entidades diferentes" pese a su cooperación comercial 

En cuanto al acuerdo de negocio conjunto, Iberia, British Airways y American Airlines tienen previsto seguir operando como "entidades diferentes" pese a su cooperación comercial y operativa en los vuelos entre Estados Unidos, México y Canadá, y la Unión Europea, Suiza y Noruega.

Cooperación

Concretamente, las tres aerolíneas cooperarán en aspectos como los vuelos en código compartido, programas de fidelización de clientes, planificación de rutas y programas de vuelos, publicidad y promoción, gestión de ingresos, carga, ventas y sistemas de información.

De esta forma, las tres compañías aéreas podrán reducir costes y atraer a nuevos clientes, lo que "ayudará a suavizar la presión que el incremento del coste del petróleo está ejerciendo sobre el precio de los billetes" y permitirá a las compañías contar con "más oportunidades" para invertir en sus productos, servicios y flota.

Más destinos 

Iberia destacó los beneficios para los pasajeros de dicha colaboración, teniendo en cuenta que les permitirá volar "a más destinos de más países con mejores y más fáciles conexiones". En este sentido, recordó que las tres aerolíneas podrán ofrecer horarios de vuelos "mejor adaptados a las necesidades de los pasajeros" y mejoras en lo referente a los programas de viajeros frecuentes.

La decisión "ayudará a suavizar la presión que el incremento del coste del petróleo está ejerciendo sobre el precio de los billetes"

La aerolínea consideró que el anuncio es un "paso significativo" en el fortalecimiento de la capacidad de elección de los consumidores y permitirá a la alianza aérea Oneworld competir de forma "efectiva y real" con las alianzas rivales, que ya disfrutan de la inmunidad antimonopolio.

El presidente de Iberia, Fernando Conte, anunció la pasada semana la retirada de su solicitud antimonopolio presentada hace "unos meses" a las autoridades estadounidenses con el objetivo de presentar esta semana una nueva en la que también estaría incluida British Airways y crear una joint venture  o alianza comercial "a tres bandas".

Este movimiento se enmarca en el inicio de las negociaciones entre Iberia y British Airways para emprender un proceso de fusión, mediante el cual está prevista la creación de una nueva compañía, que cotizará tanto en Madrid como en Londres y que permitirá el mantenimiento de las dos marcas y compañías de manera independiente.

6.300 vuelos diarios

Gracias a este acuerdo, Iberia, British Airways y American Airlines ofrecerán unos 6.300 vuelos diarios a través de su red conjunta, con una oferta a 443 destinos en 106 países. "Esto supone más opciones de vuelos y horarios de los que ninguna de las tres aerolíneas podría ofrecer por separado", recalcan las aerolíneas en un comunicado conjunto.

Las tres compañías aéreas consideran además que los pasajeros podrán utilizar rutas que no serían rentables si no fueran explotadas de forma individual por cada una de ellas, teniendo en cuenta que contarán con más pasajeros en conexión.

El presidente de Iberia, Fernando Conte, apuntó que este acuerdo, además de beneficiar a los clientes, aportará un incremento de la competencia, "puesto que las tres alianzas globales de aerolíneas se regirán por las mismas normas, y supondrá un nuevo impulso en el proceso de consolidación, tan necesario en nuestra industria".

Por su parte, el consejero delegado de British Airways, Willie Walsh, explicó que esta solicitud tiene lugar en un contexto regulatorio que "ha cambiado, en el que el aeropuerto de Londres-Heathrow se ha abierto a cualquier línea aérea europea o norteamericana que quiera volar a los Estados Unidos, y en el que las alianzas rivales ya tienen inmunidad antimonopolio". De esta forma, Walsh se refiere a los intentos fallidos de la aerolínea de lograr la inmunidad antimonopolio, que tuvieron lugar en 1997 y 2002.

El presidente y consejero delegado de American Airlines, Gerard Arpey, agregó que esta cooperación ayudará a las tres compañías a "enfrentarse con garantías a los retos que supone el continuo incremento de los precios del petróleo y la incertidumbre económica". "Este acuerdo de negocio conjunto tendrá unas consecuencias positivas para nuestros clientes, accionistas, empleados y en general para la sociedad a la que servimos", recalcó Arpey.