Jueves, 14 de Agosto de 2008

El Banco Central Europeo advierte del gran receso en el crecimiento del PIB en la zona Euro

El debilitamiento del Producto Interior Bruto de la zona euro refleja la ralentización de la expansión económica y los efectos del precio del petróleo y los alimentos

EFE ·14/08/2008 - 10:59h

AP - Imagen de una escultura sobre el Euro en la sede central del Banco Central Europeo en Frankfurt (alemania)

El Banco Central Europeo (BCE) ha advertido de que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) real de la zona del euro se ha debilitado a mediados de año notablemente frente al primer trimestre.

En el boletín mensual de agosto, publicado hoy, la entidad monetaria considera que este debilitamiento refleja parcialmente una ralentización de la expansión económica a un nivel global y los efectos de los elevados y volátiles precios del petróleo y los alimentos.

Por ejemplo, el crecimiento de la economía alemana bajó en el segundo trimestre del año un 0,5%, lo que supone el primer descenso del Producto Interior Bruto (PIB) en cuatro años.

"La información disponible desde el 3 de julio sugiere que las cifras del crecimiento del PIB real a mediados de 2008 serán notablemente más débiles que en el primer trimestre del año", dijo el BCE en el editorial del boletín.

Reacción frente al crecimiento de los primeros meses 

El banco europeo señaló que este debilitamiento también representa una reacción técnica al fuerte crecimiento visto en los primeros meses del año.

El BCE mantuvo los tipos de interés para la zona del euro en el 4,25% la semana pasada.

No obstante, pese a reseñar la moderación, la entidad monetaria prevé que la reactivación económica "permanecerá relativamente resistente, beneficiándose por el crecimiento sostenido en las economías emergentes".

Esto debería apoyar la demanda externa de los bienes y servicios del área euro, según el BCE, que apostilla que los datos económicos fundamentales son sanos y no hay desequilibrios en la zona del euro.

"El empleo y la participación de la fuerza laboral han aumentado significativamente y las tasas de desempleo son bajas en términos históricos", dijo el BCE.

A su vez, el banco europeo destacó que los hogares de los países que comparten el euro perderán poder adquisitivo por los elevados precios de la energía y de los alimentos.

Además, se mantiene la incertidumbre sobre las perspectivas para la actividad económica por los elevados y volátiles precios de las materias primas y las tensiones en los mercados financieros.

Noticias Relacionadas