Jueves, 14 de Agosto de 2008

La policía georgiana entra en la ciudad de Gori mientras las tropas rusas se retiran

Condeleezza Rice advierte a Rusa de que cumpla con el alto el fuego si no quierer correr el peligro de quedarse aislada internacionalmente

Bush se resiste a defender Georgia

Rusia invade Georgia

AGENCIAS ·14/08/2008 - 09:14h

AP - Los habitantes de Gori esperan a poder regresasr a sus casas.

Una columna de policías georgianos entró hoy en Gori, estratégica ciudad de Georgia situada a 25 kilómetros al sur de la separatista Osetia del Sur, informó la cadena de televisión Rustavi-2 desde el lugar de los hechos.

Los policías georgianos fueron recibidos en la entrada de la ciudad por efectivos de las tropas rusas, que desde ayer se encuentran en Gori y que, según las autoridades de Georgia, se comprometieron a abandonarla antes del mediodía de hoy (08.00 GMT).

Rustavi-2 indicó que las tropas rusas comenzaron a dejar la ciudad, pero añadió difícilmente se cumplirán los plazos de retirada pues hay blindados dañados que no podrán ser evacuados rápidamente.

Según la corresponsal de la cadena, que trasmite por teléfono desde la afueras de Gori, en el momento en que los policías georgianos llegaban a la ciudad dos helicópteros artillados rusos sobrevolaron la columna, integrada por una treintena de vehículos de distinto tipo.

40.000 personas podrán volver a sus casas

El secretario del Consejo de Seguridad Nacional de Georgia, Alexandr Lomaya, anunció anoche el regreso de la policía georgiana tras conseguir en Gori un acuerdo con el mando ruso para la retirada de sus tropas.

"Gori es patrullada por blindados rusos. Los edificios del Ayuntamiento y el hospital no sufrieron daños", dijo anoche Lomaya en su comparecencia por televisión.

El alto funcionario georgiano añadió que una vez que la policía del país se haga cargo de la ciudad los desplazados podrán regresar a sus hogares.

Según datos preliminares del Gobierno georgiano, cerca de 40.000 personas, el 80% de la población de Gori, huyeron de la ciudad ante el avance de las tropas rusas.

Advertencias de EEUU a Rusia

Por otra parte, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, tiene previsto viajar hoy a Tiflis para reunirse con el mandatario georgiano Mikheil Saakashvili, previa reunión con el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Rice ha advertido a Rusia de que corre riesgo de quedar asilada internacionalmente si no acata el alto en fuego en Georgia y retira las tropas que intervinieron el pasado fin de semana para apoyar a los movimientos surgidos en Osetia del Sur y Abjasia.

Este aviso viene una vez declarado que Moscú ha rebasado los límites de la legalidad al lanzar ataques dentro de Georgia. "La clave en este momento es recordar a Rusia su obligación de detener sus actividades militares, recordar a Rusia que no deben seguir llevando a cabo actividades que hacen peligrar la integridad territorial y la soberanía de Georgia", señaló Rice antes de viajar a París y Tiflis para dialogar sobre la crisis en el país caucásico.

El viaje de Rice se da seis días después del inicio del conflicto, que pasó de ataques de artillería, tanques y combates aéreos a intercambios de frases políticas y diplomáticas cada vez más duras entre Washington, Moscú y Tiflis.

Ayuda humanitaria

Human Rights Watch ha dicho que sus investigadores sobre el terrenohabían presenciado saqueos en Osetia del Sur, la provincia rebelde en el centro del actual conflicto.

Un general ruso de alto rango dijo durante la noche que Gori y las zonas de sus alrededores serán entregadas pronto a las fuerzas georgianas. "Por otros dos días las tropas rusas permanecerán en la región para realizar procedimientos de entrega de las funciones de control a los organismos de aplicación de la ley georgianos, después de eso se retirarán", dijo el mayor general Vyacheslav Borisov a agencias de noticias rusas.

El presidente estadounidense, George W. Bush, que había hablado previamente con el presidente de Georgia, ordenó que la ayuda humanitaria fuera transportada a Tiflis en aviones militares estadounidenses.

Bush expresó que Estados Unidos espera que Rusia permita el reparto de ayuda humanitaria en Georgia y asegure que todas las líneas de comunicación y transporte sigan abiertas. Hablando en Tiflis, Saakashvili dijo que el compromiso de Bush significaba que los puertos y los aeropuertos georgianos quedarían bajo control militar estadounidense, algo que el Pentágono negó rápidamente.

Noticias Relacionadas