Miércoles, 13 de Agosto de 2008

El Atleti desilusiona en Alemania

Schalke 04 1- Atlético 0. Los de Aguirre se mostraron incapaces de crear peligro al conjunto alemán. El equipo colchonero se llena de dudas para el partido de vuelta en el Calderón

JOSÉ MIGUÉLEZ ·13/08/2008 - 22:29h

No fue mucho el Schalke. Un conjunto de rugidos contados, más contenido de lo que recomendaban las noticias que le fue regalando el partido y poco preciso. Pero fue mucho menos el Atlético, que no es nadie sin el Kun. Como el curso pasado. El portero es una constante moneda al aire, la defensa se desnuda sola seis veces por partido, el centro del campo no crea y el ataque vive desasistido. Por eso perdió. Que fuera por la mínima se lo debe al conformismo local.

Alguien le sopló al Schalke, eso sí, lo que es el Atlético. O quizás lo memorizó personalmente cuando acudió de espionaje hace una semana a Vallecas, el poderoso escenario que, tras probarse en Alcalá, escogieron los rojiblancos para preparar su vuelta a la categoría reina de Europa. El caso es que en la cuenca del Ruhr se conocían los agujeros del Atlético por el centro de la defensa y su fragilidad en la salida del balón. Porque sobre esos dos aspectos hurgó desde el arranque el grupo local.

Los de Aguirre, que ya ven, sigue por aquí, salieron a tener el balón, pero para nada. Por tenerlo, sin buscar la profundidad, como mero argumento de defensa. El Schalke aceptó la espera, pero en cuanto los madrileños regalaban el balón buscaban la puerta, siempre por la espalda de los centrales.

López, expulsado

El Atlético acabó doblado por sus errores personales. Perea y Ujfalusi dejaban la pelota muerta en el punto de penalti... Leo salvó un tortazo a la primera, pero luego se sumó a la causa de los despropósitos y, mal colocado, se limitó a contemplar el vuelo preciso pero parable con el que Pander se inventó el 1-0 tras una falta suicida de Antonio López. Por la entrada cerca del área y por el regalo previo del balón. El Schalke decidió que era bastante.

El Atlético no estaba a la altura de Europa. Sin el Kun era otra vez una ración de nada. Ninguna idea en la cabeza y los problemas defensivos de siempre. También con Heitinga y Ujfalusi como centrales y Assunçao por delante. Un coladero y un flan. Un paraíso para los adversarios. Cambian los jugadores y siguen los males. Herencia del banquillo.

Con el tanto en contra, el Atlético se acordó de la conveniencia de atacar. Y no le costó demasiado llegar. La velocidad de Sinama, cierta pericia para perfilarse, bastó. Pero sus dos remates claros le salieron muy tiernos. Y como el nuevo punta francés se insinuaba como solución, Aguirre, entrenador al fin y al cabo, le mandó al banco. Por Luis García. Se acabó el Atlético.

Pero no tanto por Luis García, sino porque Antonio López decidió dejar a sus compañeros en inferioridad. El Schalke tuvo la eliminatoria a tiro, pero se conformó El 1-0 le sonó suficiente. Quizás sí. Pero olvidó que al Atlético le queda una esperanza. Llega en avión desde muy lejos dos días antes de la vuelta. Sólo el Kun puede corregir esto.

Ficha técnica

Schalke 04 - 1: Schober; Westermann, Howedes, Bordon, Pander; Ernst, Jones, Engelaar, Rakitic (Asamoha, m.77); Farfán (Altintop, m.70), Kuranyi.

Atlético de Madrid - 0: Leo Franco; Perea, Heitinga, Ujfalusi, Antonio López; Maxi, Raúl García, Paulo Asunçao, Simao (Pernía, m.85); Sinama Pongolle (Luis García, m.69), Forlán.

Goles: 1-0: m.30: Pander, de libre directo.

Árbitro: Peter Frojdfeldt (SUE). Expulsó por doble amonestación a Antonio López (ms.29 y 75). Amonestó a Ernst (m.10), Farfán (m.41), Jones (m.88), del Schalke, y a los atléticos Raúl García (m.18), Heitinga (m.39), Maxi (82), Pernía (87), Luis García (m.91).

Incidencias: Partido de ida de la tercera eliminatoria previa de la Liga de Campeones disputado en el Veltins Arena, ante 54.142 espectadores. Un millar de aficionados del Atlético.