Miércoles, 13 de Agosto de 2008

Bush se resiste a acudir a la defensa de Georgia

El Ejército de EEUU llevará ayuda humanitaria a la zona. El Gobierno georgiano interpreta que sus puertos y aeropuertos pasarían al control estadounidense pero el Pentágono lo niega.

La tensión aumenta

El oso ruso se ha salido con la suya, por Thilo Schäfer

Yo, como ustedes, soy rusófobo, por Isaac Rosa

Contra Rusia vivíamos mejor, por Jesús Ortiz

Rusia invade Georgia

PÚBLICO.ES ·13/08/2008 - 16:19h

Saakashvili comparece en Tiflis ante los medios. AFPCinco días después de que los tanques rusos entraran en Georgia, este miércoles aterrizó el primer avión militar de Estados Unidos en este país del Cáucaso. El aparato del tipo C-17 llevó ayuda humanitaria para las víctimas de la contienda entre Rusia y Georgia que ha costado la vida a 1.600 personas y ha provcado 100.000 desplazados.

El presidente de EEUU, George Bush, ordenó al Ejército implicarse en la logística de proveer la ayuda a la zona, lo cual despertó esperanzas falsas en el Gobierno georgiano, que ha pedido desde el primer día de los combates que sus aliados occidentales acudan a ayudarle contra los ataques rusos.

Tras el anuncio de Bush, el presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, se precipitó al declarar en la televisión que los puertos y aeropuertos del país pasarían a estar bajo control de las fuerzas estadounidenses. Pero el Pentágono tardó sólo minutos en echar un jarro de agua fría sobre las esperanzas del líder georgiano, uno de los principales aliados de Washington en la región. “No pretendemos ni necesitamos tomar el control de ningún puerto o aeropuerto para llevar a cabo esta misión”, dijo un portavoz del ministerio de Defensa de EEUU.

Saakashvili ha expresado su decepción por la falta de apoyo por parte de lo que consideraba sus aliados en el conflicto bélico con Rusia sobre las dos regiones separatistas de Georgia, Osetia del Sur y Abjasia. Moscú reaccionó al intento de los georgianos de retomar el control sobre Osetia del Sur al mandar sus tanques a la zona y lanzar duros ataques sobre instalaciones militares y civiles en Georgia.

La intervención de la Unión Europea logró que ambas partes firmaran un pre acuerdo de paz que implica la retirada de las tropas de ambos. Pese al alto el fuego, la situación seguía tensa con noticias dispares de combates. “EEUU seguirá al lado del Gobierno democráticamente electo de Georgia”, aseguró Bush en la Casa Blanca. Pero desde Moscú le lanzaron un órdago. El ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, dijo que “un día EEUU tendrá que elegir” entre el “proyecto virtual” que para él es el Gobierno de Saakashvili o tener buenas relaciones con Moscú.

El presidente norteamericano George W. Bush comparece hoy en la casa Blanca. AFP

Divisiones en la UE

En Bruselas los titulares de Exteriores de la UE acordaron el envío de observadores de paz a Georgia para garantizar que se respete el alto el fuego entre los dos beligerantes. La misión contará con unos 200 o 300 observadores. Cualquier ampliación debe contar con el visto bueno de Naciones Unidas.

Pero la reunión en Bruselas volvió a poner en evidencia las divisiones en Europa en cuanto a cómo tratar a Rusia. El Reino Unido, Francia y Alemania, que prefieren una actitud más conciliadora frente a Moscú, se negaron ayer a condenar la intervención militar rusa en Georgia. “No veo el sentido en perder el tiempo debatiendo sobre las responsabilidades y los orígenes de la escalación en los últimos días”, dijo el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier.

Pero Polonia y las tres repúblicas bálticas, que recelan de las pretensiones de Moscú de ejercer su influencia en Europa del Este, insistieron en que la OTAN se apresure a acoger a Georgia como miembro. “La única opción de prevenir actos similares de agresiones y ocupaciones es abrir el proceso de adhesión”, rezó un comunicado de los cuatro.

Al igual que Georgia, Ucrania aspira a entrar en la Alianza, porque teme al poderoso vecino ruso. El Gobierno pro occidental ucraniano ha dado su apoyo a Saakshvili durante la crisis. Ayer Kiev anunció que revisaría las condiciones en que Rusia usa puertos militares en la costa ucraniana del Mar Negro. 

Noticias Relacionadas