Miércoles, 13 de Agosto de 2008

Hallan 137 obras de arte robadas y el FBI busca a sus propietarios

La policía estadounidense quiere encontrar a los dueños de 137 obras de arte, supuestamente robadas, halladas en un piso de Manhattan

PÚBLICO. ES ·13/08/2008 - 14:08h

Una de las obras halladas en el piso de Manhattan.

Se busca a los propietarios de 137 obras de arte descubiertas en un apartamento en Manhattan, las cuales han podido ser robadas. El FBI quiere encontrar a los propietarios y que reclamen las pinturas y las esculturas que fueron encontradas en los barrios del Este de Nueva York - algunos de ellos encontrados bajo una cama - en uno de los misterios más insólitos a los que ha tenido que enfrentarse la policía estadounidense.

Los materiales gráficos fueron encontrados en el apartamento de un escritor llamado William M. V. Kingsland, quien murió en marzo de 2006, a la edad de 62 años.. Su colección de aproximadamente 300 obras - incluyendo trabajos de Alberto Giacometti, Pablo Picasso y Nuevo don Odilon - fueron donadas a dos casas de subasta para su venta.

Pero los 18 meses posteriores al fallecimiento han transformado la historia de un coleccionista de arte en un misterio lleno de dobles identidades y robos. La primera sospecha apareció cuando un propietario de galería compró un retrato por John Singleton Copley, el Segundo Conde de Bessborough, por 85.000 dólares (£ 42,000). Examinando su procedencia, el comprador descubrió que el cuadro había sido robado de la Universidad de Harvard en 1971.

La unidad especialistas en delitos de robo de obras de arte del FBI investigó el caso, hallando más obras de origen ilegal, incluyendo un busto por Giacometti valorado en aproximadamente en un millon de dólares, que Kingsland había usado como un pomo de puerta. Otra de las obras, una pequeña naturaleza muerta de Giorgio Morandi que habia sido vendida por 600,000 dólares también fue rescindida después de que se descubriese que habia sido robada.

La investigación también saco a la luz la existencia de dos cuadros de Picaso que habian sido robados de una galeria de arte de Nueva York en 1967.

Los policias creen que Kingsland era una persona conocida entre las casas de arte y dentro de la lata sociedad de los barrios del Este de Nueva York. Sus vecinos le recuerdan como un personaje que llegó al barrio como un experto en la genealogía de familias de gran status de la zona. Él comentó a sus amigos que sus iniciales medias significaban Milliken y Vanderbilt y que él vivió en la Quinta Avenida. Pero también dicen que él muy raras veces invitaba a alguien a su casa.

William M. V. Kingsland nació en 1943 en el Bronx en el seno de una familia de refugiados judios procedentes de Europa. Su nombre al nacer fue Melvyn Kohn pero, según sus familiares, cuando cumplió 17 años se lo cambió por uno que a su parecer sonaba mejor literariamente hablando.
Pero ni habia esatdo en la Quinta Avenida, ni había asistidoa Harvard ni se había casado con un fracesa de sangre azul, como él habia contado a sus conocidos. Todo su vida habia sidop una invención.

Colin Stair, cuya casa de subasta en Hudson, Nueva York, era uno de las dos designadas para vender la colección, visitó el apartamento Kingsland en la 72 Calle poco después de que él muriera. " Todo era un lio, había obras de arte en el suelo, debajo de la cama... por todos los lados".

De las obras que tenía la Galeria al menos cuatro fueron robados. Colin Stair dijo que notó una tendenciaen las obras, y es que éstas eran más pequeñas que lo habitual y que por tanto deberían ser robadas.

El FBI ha identificado, hasta el momento, 20 obras robadas pero sospecha que entre los 137 piezas encontradas puede haber muchas más.