Martes, 12 de Agosto de 2008

Empujón al plan anticrisis

El Gobierno elimina el Impuesto de Patrimonio, revisará las devoluciones mensuales del IVA y hará algunas modificaciones en el Impuesto sobre Sociedades para aliviar el impacto fiscal de la reforma del plan contable 

S. G. / A. L. / P. G ·12/08/2008 - 22:09h

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aprovechará la reunión del Consejo de Ministros de este jueves para poner deberes al Gabinete. La reunión extraordinaria del Ejecutivo, que tratará de forma monográfica la situación de la economía, servirá para dar otro empujón al plan de choque contra la crisis anunciado el pasado junio por Zapatero.

En especial, el presidente quiere acelerar la nueva regulación del sector servicios, con la trasposición de la directiva de la UE en la materia. Se trata de una de las medidas de mayor calado y que va a ocupar a la mayor parte de los departamentos del Gobierno. La adaptación a la regulación europea supondrá la reforma de 80 leyes, 400 reales decretos y otras 5.000 normas de diferente rango.

Más flexibilidad

Con su modificación, se pretende dotar de mayor agilidad y flexibilidad a la economía para salir de la fase de estancamiento. Los cambios afectarán, por ejemplo, a la tramitación de licencias de obras, o eliminarán algunas trabas burocráticas en la actividad de los servicios profesionales.

Zapatero quiere la mayor implicación de todos los departamentos en esta reforma. Así, encargará a cada ministro que acelere los trabajos para la trasposición de la directiva en lo que le corresponda, de modo que las primeras actuaciones de carácter legislativo puedan ver la luz en septiembre.

La trasposición de la directiva de Servicios fue analizada en una de las últimas reuniones de julio de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos; y también se tratará en la reunión que este órgano celebrará esta tarde, presidido de forma excepcional por Rodríguez Zapatero. La nueva regulación de los servicios se realizará en dos fases: primero se aprobará la llamada Ley Paraguas, un texto marco para la trasposición formal de la directiva de la UE; y luego se irán aprobando las diferentes modificaciones normativas.

El Consejo de Ministros extraordinario, además, aprobará una ley de medidas fiscales que, entre otras cuestiones, contempla la eliminación del Impuesto sobre el Patrimonio, las devoluciones mensuales del IVA (ahora son trimestrales para la mayoría de las empresas), y algunas modificaciones técnicas en el Impuesto sobre Sociedades para aliviar el impacto fiscal de la reforma del plan contable.

La agenda de la reunión del jueves incluye, también, medidas para agilizar la declaración de impacto medioambiental de las obras públicas (un trámite que en muchas ocasiones ralentiza la ejecución de nuevas infraestructuras), el proyecto para la recuperación de la Bahía de Palma, diversos informes sobre la situación económica, y otras actuaciones relacionadas con la ley de Arrendamientos Urbanos.

Las medidas de este jueves no agotan el plan presentado por Zapatero. Todavía queda una veintena de actuaciones, que deben ver la luz a partir de septiembre, según el guión marcado por el presidente.