Martes, 12 de Agosto de 2008

El PNV readmite a los ediles amenazados en Ondarroa

Los concejales fueron expulsados del partido por renunciar a sus cargos

PÚBLICO.ES ·12/08/2008 - 21:17h

El PNV se lo ha pensado mejor y ha decidido revocar la decisión por la que expulsó a seis concejales electos del partido en Ondarroa (Vizcaya) después de que estos se decantaran por renunciar a tomar posesión de sus cargos como representantes municipales por las presiones y amenazas de grupos proetarras.

En las elecciones municipales de 2007, los nacionalistas obtuvieron la mayoría absoluta y nueve concejales, pero la izquierda abertzale adujo que gran parte de ese apoyo había sido facilitado por los 2.195 votos nulos que se registraron en la localidad vizcaina y que atribuyeron a la candidatura ilegalizada de ANV.

Entonces, los candidatos jeltzales comenzaron a recibir todo tipo de amenazas y seis de ellos renunciaron a sus cargos en el consistorio, lo que ha provocado que, desde entonces, el gobierno municipal esté en manos de una gestora liderada precisamente por dirigentes peneuvistas. Ante la postura de esos seis ediles electos, el tribunal municipal del PNV decidió su expulsión inmediata y aunque los sancionados presentaron un recurso ante la ejecutiva provincial ésta decidió ratificar su cese en el partido. No obstante finalmente, y gracias a un segundo recurso, el tribunal nacional de los nacionalistas revocó ayer esas dos decisiones anteriores y aceptó readmitir a los expulsados.

Enfrentados por la consulta

Coincidiendo con la decisión del órgano interno del partido nacionalista, el Gobierno volvió a escenificar ayer el enfrentamiento con el tripartito vasco por el asunto de la consulta a la ciudadanía aprobada por el parlamento vitoriano, y recurrida por el propio Ejecutivo ante el Tribunal Constitucional.

El abogado del Estado solicitó a los jueces del Constitucional que rechacen la petición de PNV, EA y Aralar para ser tenidos como parte en el proceso abierto por la interposición del recurso de inconstitucionalidad, argumentando que esos partidos se identifican “indebidamente” como representantes de los ciudadanos ante el tribunal, informa Europa Press.El texto del Gobierno indica que “los partidos políticos, con toda la relevancia constitucional de sus funciones, no son más que un tipo especial de asociación y, ciertamente, no son titulares del derecho de sufragio activo ni pasivo ni representantes de los ciudadanos”.

Por eso, los servicios jurídicos del Estado insisten en que “la legitimación para recurrir corresponde, por su alta cualificación política, a una fracción o agrupación ocasional de cincuenta representantes políticos nacionales (diputados o senadores representantes del pueblo español) pero no al grupo parlamentario al que pertenecen ni, menos aún, al partido que los ha representado”.

Alegaciones sobre ANV

Sin abandonar Euskadi, el Tribunal Supremo emplazó ayer al PCTV y a ANV a presentar alegaciones a los informes finales de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado sobre la ilegalización de ambas formaciones políticas en un plazo máximo de veinte días, antes de que el alto tribunal dicte su resolución definitiva.