Martes, 12 de Agosto de 2008

Jornada de podio para las españolas

Marina Alabau, Natalia Vía-Dufresne y Laia Tutzó y Onán Barreiros y Aarón Sarmiento se mantienen en el podio en sus respectivas competiciones tras su segunda jornada de competición

MIGUEL ALBA ·12/08/2008 - 15:58h

AFP - Marina Alabau, en un momento de la competición.

De nuevo hoy se ha completado el programa previsto de pruebas en la bahía de Fushan, pero una vez más con vientos muy ligeros, de unos seis nudos, y con una hora de retraso respecto a la hora oficial de salida.

 

La sevillana Marina Alabau ha firmado hoy una jornada espectacular que la confirma como una de las grandes favoritas en la clase RS:X F, el windsurf olímpico. En la primera manga empezó en el noveno puesto, pero pronto empezó a recuperar y finalizó en la quinta plaza. En el siguiente asalto fue aún más contundente, y se colocó primera desde el principio y casi hasta el final. Sólo que en el último tramo tras un cruce con la italiana Alessandra Sensini, ante la duda de haber cometido una infracción, la andaluza prefirió autopenalizarse, con lo que cedió la victoria parcial a la transalpina, que lucha en Qingdao por su cuarta medalla olímpica. Así, con cuatro pruebas disputadas, la bicampeona europea se ha colocado segunda en la general, que lidera la china Jian Yin aventajándole ya en nueve puntos. La regatista local navega muy bien con poco viento, reconoció la española.

 

También segunda va clasificada la pareja femenina de 470, formada por Natalia Vía-Dufresne y Laia Tutzó, tras firmar hoy un segundo y un sexto. Hicieron una primera salida casi perfecta y se colocaron al frente de la flota desde el principio, aunque siempre en un mano a mano con el dúo israelita, que al final les superó. En la segunda prueba también acertaron con la salida pero no con la táctica, ya que se quedaron atascadas en una zona sin viento, que las relegó a la décima plaza en el primer paso de barlovento. En la popa ya empezaron a recuperar y entraron las sextas. “Estamos contentas sobre todo con la velocidad que tenemos en popa”, señaló Tutzó, que muy cautelosa advierte que las primeras –las australianas Rechichi y Parkinson- les llevan ocho puntos, mientras que tienen a las terceras –las holandesas De Koning y Berkhout- pegadas a un punto.

 

En 470 M, los jóvenes Onán Barreiros y Aarón Sarmiento siguen con su acertada estrategia de disfrutar al máximo, y así es cómo van terceros, tras la segunda jornada. Un sexto y un noveno han sido sus resultados hoy, no tan buenos como los de ayer. “Estoy más contento que ayer –explicó sin embargo el patrón-, porque en la primera empopada vimos que teníamos una raja en el spinnaker, suerte que aún con la raja no acabó de explotar y aguantó, porque si no el sexto hubiera sido un vigésimo”. En la siguiente prueba pudieron poner un nuevo spi. A estas horas están trabajando para reparar la vela dañada, mientras en su mente tienen un objetivo claro: “Seguir así, disfutando, para sumar regatas con un solo dígito”.

 

Con tan sólo 17 años, la grancanaria Susana Romero se ha lucido en su estreno olímpico en la clase Laser Radial en Qingdao, del que dice que “es un lugar muy complicado, por los roles de viento y las corrientes”. En la primera manga la benjamina pecó de inexperiencia y se arriesgó: “Me fui sola a un lado y no dio, así que casi pasé la última en barlovento”. Su velocidad la ayudó a ir recuperando y entró la decimoctava de una flota de 28 barcos. Ya más tranquila, en la segunda prueba navegó siguiendo los roles de viento y quedó la séptima, aunque tras la regata admitió que “lo difícil es entender el campo de regatas, tienes que estar atento de los roles de viento, del cambio de corriente, de un montón de cosas”. Por ahora la joven Romero lo está entendiendo, y de hecho se ha colocado la décima en la general, que en esta clase lidera la estadounidese Tunnicliffe.

 

En la clase RS:X M, el alicantino Iván Pastor sigue aquejado de molestias en los brazos, que no le dejan remar lo suficiente como para estar allí delante. Hoy, en su segunda jornada de competición, ha firmado dos decimoctavos, que le han hecho bajar hasta la decimosexta plaza de la clasificación, en la que concurren 35 tablas.

 

Por último, el tinerfeño Javier Hernández no tuvo un buen comienzo en la difícil clase de Laser Standard. Con un decimoséptimo y un vigésimoquinto puestos, está situado en la vigesimoprimera posición de la general, con 43 competidores.

 

Tras la jornada de descanso, mañana reanudan la competición Iker Martínex y Xabi Fernández (quintos en 49er), Rafa Trujillo (décimo en Finn) y el trío de Mónica y Sandra Azón y Graciela Pisonero (decimocuartas en Yngling). Para ellos la final se empieza a acercar: la primera Medal Race será la de Finn y Yngling, el sábado día 16. Mientras, mañana es jornada de descanso para los 470 y las tablas.