Martes, 12 de Agosto de 2008

El PNV readmite a los electos de Ondarroa que renunciaron por amenazas

Los concejales fueron expulsados del partido por renunciar a tomar posesión de su cargo

EFE ·12/08/2008 - 13:54h

El PNV ha readmitido a seis electos de Ondarroa, que fueron expulsados del partido por renunciar a tomar posesión de su cargo como concejales en la citada localidad vizcaína por las presiones de la izquierda abertzale.

Así lo han confirmado fuentes del PNV, que han explicado que se ha tratado de una decisión adoptada por el Tribunal Nacional del Partido Nacionalista, que ha apreciado un "defecto de plazos" en el procedimiento sancionador abierto contra ellos.

Ondarroa es gobernada por una gestora liderada por dirigentes del PNV con vinculaciones con esta localidad como el ex alcalde Félix Aranbarri y la actual diputada foral vizcaína de Cultura, Josune Ariztondo, después de que tras elecciones municipales de mayo de 2007, en las que el PNV consiguió mayoría absoluta (1.720 votos) y nueve concejales (tres de ellos independientes que no militan en el partido), los electos renunciaran a sus actas por la presión de la izquierda abertzale.

Esas presiones se debieron a que en esas mismas elecciones se registraron 2.195 votos nulos que la izquierda abertzale atribuye a la candidatura ilegalizada de ANV y que esgrime para reclamar la gestión del consistorio.

La actuación de los electos de negarse a tomar el acta de concejal, en contra del criterio de los órganos superiores del partido, motivó una primera sentencia del Tribunal Municipal del PNV de Ondarroa, el 28 de noviembre de 2007, expulsando a los seis militantes.

Los sancionados presentaron el 17 de diciembre un recurso ante el Tribunal Territorial del PNV de Vizcaya, que el pasado 29 de abril ratificó la expulsión acordada por el tribunal municipal.

Ahora, y tras el preceptivo recurso, el Tribunal Nacional ha revocado esas dos decisiones y ha aceptado readmitir a los expulsados.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad