Lunes, 11 de Agosto de 2008

Los brasileños se enamoran de Internet

47 de los 150 millones de personas entre 15 y 29 años son pobres

BERNARDO GUTIÉRREZ ·11/08/2008 - 23:37h

Thaynam Lázaro descubrió Internet cuando era niño. Aprendió a navegar, a usar el mail, a comunicarse en sites sociales, a documentarse, a jugar en Red. A sus 17 años, este joven de Recife no concibe la vida sin Internet. Hasta el punto de despreciar la televisión. “Es difícil que vea TV si estoy frente a un ordenador”, asegura. Cuando se le pregunta sobre el uso que hace de la Red emplea palabras como blog, fotologs, MySpace, YouTube, MSN, MMORPG (juegos en Red). Thaynam encarna a la perfección el Brasil joven on-line y sus sorprendentes estadísticas.

El porcentaje de internautas del país gobernado por Lula Da Silva, según la Organización Iberoamericana de Juventud, aumenta a un ritmo espectacular. En el año 2000 navegaba el 2,9% de la población, en 2007 lo hacía el 26,1%.

Brasil tiene 45 millones de internautas, según el Centro de Estudios sobre las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (CETIC). Además, el brasileño es líder mundial en horas de navegación: 23 horas y 48 minutos al mes.

Sin embargo, apenas el 40% de los brasileños accede a Internet en casa. ¿Dónde está el secreto de la ciberactividad brasileña? Mariana Balboni, gerente del CETIC, da dos pistas: “La elevada tasa de participación de la juventud y las existencia de lan houses”. Entrar en una lan house (locales con Internet y juegos en Red) nos brinda otra pista: casi todo el mundo está dentro del Orkut (site social de Google).

Brasil, de hecho, es líder mundial en uso de webs sociales: 17,5 millones de usuarios (de uso residencial) el pasado abril. Un 64% de los internautas (CETIC) usa este tipo de webs. Y dedica cinco horas por mes a ellos. Entre jóvenes de 16 a 24 años, el porcentaje sube hasta un 77%.

No es casualidad que el 53,9% de los usuarios de Orkut (junio 2008) sea brasileño. La mayoría de ellos, jóvenes y adolescentes. Thaynam cree que el secreto está en la curiosidad de sus compatriotas “por lo nuevo”. Y no tiene dudas de que el futuro digital es brasileño: “Aquí los niños nacen perteneciendo a esta nueva generación on line”.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad