Lunes, 11 de Agosto de 2008

Georgia se prepara para un asalto a su capital

"Nos retiramos de Osetia del Sur para reagrupar al Ejército y prepararnos para la defensa de Tiflis", dice el secretario del Consejo Nacional de Seguridad, Alexander Lomaia. Rusia tiene dos frentes abiertos en Georgia.

La agresión "no puede quedar sin respuesta"

Medallas de hipocresía, por David Karvala

'Osetia del Sur, sin asideros', por Carlos Taibo

Rusia invade Georgia

PÚBLICO.ES ·11/08/2008 - 16:18h

Los últimos movimientos del Ejército ruso en territorio georgiano hacen pensar al gobierno de Tiflis que Moscú piensa atacar la capital en las próximas horas. Esto se desprende de las declaraciones del secretario del Consejo Nacional de Seguridad, Alexander Lomaia, a la agencia Reuters. “Hemos recibido informaciones fiables de que los rusos han decidido avanzar a Gori. Por eso decidimos que las tropas se retiraran, para recolocarlas y defender…Tiflis”. Moscú lo desmintió, pero las fotos de la agencia AFP no les dejan en muy buen lugar.

En el mismo sentido, el presidente, Mijail Saakashvili, en una comparecencia tras firmar el alto el fuego con el ministro de Exteriores francés, Bernard Kouchner, expresó su preocupación por lo que, según él, ha sido una “invasión, ocupación y aniquilación dirigida por Rusia para acabar con nuestra democracia”.

Un poco más tarde, ya en la televisión georgiana,  Saakashvili aseguró que los rusos "han salido a la arteria central y cortado el este del oeste. Es la ocupación de Georgia, la destrucción de Georgia". Por eso pidió a la comunidad internacional "algo más que apoyo moral".

Quizá no anden muy desencaminados ambos ya que Rusia abría por la tarde un segundo frente ya en terreno georgiano. Si el domingo consiguió el control de Osetia del Sur tras la retirada de las tropas de Georgia, este lunes lucha por controlar Abjacia, la segunda región separatista, donde según Georgia, los soldados rusos se han hecho con el control de una base militar; y se enfrenta a los georgianos en el oeste, en la localidad de Senaki. Estos hechos han sido confirmados por ambos bandos.

Rusia dice que Georgia sigue bombardeando Tsjinvali 

Lo que aún no se ha podido comprobar son las acusaciones del Ejército ruso, cuyos altos mandos insisten en que Georgia ha firmado el alto el fuego pero “sigue bombardeando la capital de Osetia del Sur con morteros y cazas”. Sin embargo, el ministerio de Interior de Tiflis confirmó que uno de sus cazas había sido alcanzado cerca de Tsjinvali, la capital.


Oídos sordos

Rusia parece convencida a no escuchar a nadie que intente mediar en el conflicto del Cáucaso. Así, Moscú ha desatendido una y otra vez las sugerencias que llegaban de la ONU, de EEUU y, en última instancia de la UE. Bruselas pidió este mediodía a Rusia que cesara los “ataques en terreno georgiano”.

Además, se niegan a negociar con Saakashvili sea cual sea el escenario. Este martes está prevista una reunión entre la ministra de Exteriores georgiana, Eka Tkeshelshvili, y la OTAN a la que Rusia espera poder asistir para que el consejo cuente “con toda la información por parte rusa” antes de tomar cualquier decisión.

Dimitri Rogózin, representante permanente de Moscú en la OTAN aseguró que, siendo como es Rusia un importante socio de los países de la organización, "no entendería" que estos diesen ningún paso sin conocer la versión de los hechos de Moscú. El Gobierno de Medvedev, por cierto, estima que el presidente georgiano “no es un hombre con el que podamos negociar “, porque es “responsable de muchos crímenes”.

Nicolas Sarkozy, presidente de turno de la UE, se desplazará a Moscú y Georgia para tratar de apaciguar los ánimos y forzar el alto el fuego que Tiflis ya firmó. 

Noticias Relacionadas