Lunes, 11 de Agosto de 2008

Detenido de nuevo el agresor de Jesús Neira, el hombre atacado al salir en defensa de una mujer maltratada

Antonio R. P., madrileño de 44 años, ha sido acusado de un delito de tentativa de homicidio. La mujer de Neira se ha mostrado "alegre y tranquila" por el arresto, pero "incrédula" por el hecho de que el agresor continuara hasta esta tarde en libertad

EFE ·11/08/2008 - 16:42h

 

La Guardia Civil ha detenido hoy en Alicante, acusado de un delito de tentativa de homicidio, al supuesto autor de la agresión que dejó en coma a Jesús Neira, el profesor universitario que defendió a una mujer que estaba siendo maltratada el 2 de agosto en Majadahonda (Madrid).

Según han confirmado fuentes del instituto armado, Antonio R. P., madrileño de 44 años, ha sido detenido sobre las 15.30 por miembros del equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de esta capital. El cargo que se le imputa es el de tentativa de homicidio, y no una falta de lesiones, que es de lo que se le acusaba inicialmente, según han precisado las fuentes.

El agresor, Antonio P.R., fue detenido por la Guardia Civil tras el suceso y puesto en libertad poco después por el Juzgado de Violencia de Género de Aranjuez, con orden de presentarse cada quince días.

La familia de Jesús Neira Rodríguez ya había ampliado la denuncia interpuesta ante los juzgados de Majadahonda, detallando la gravedad de las lesiones que sufre la víctima y la atención médica que recibió. El portavoz de la familia, Javier Castro, ha explicado que la mujer de Jesús, Isabel Cepeda, ha acudido al juzgado de instrucción número 4 de Majadahonda para ampliar la denuncia que interpuso el pasado jueves ante el juzgado de guardia de la localidad, el de instrucción número 7.

Esta denuncia se presentó al día siguiente de que Jesús Neira entrase en coma, cuatro días después de ser agredido al defender a una mujer que estaba siendo maltratada por su pareja.

Cinco consultas en tres hospitales 

Hoy, Isabel Cepeda ha ratificado la denuncia y ha detallado que Jesús fue al médico cinco veces, en tres centros diferentes, en ninguno de los cuales se le hicieron pruebas para determinar si sufría daño cerebral, y el día 6 entró en coma, estado en el que se encuentra actualmente en el hospital Puerta de Hierro.

El portavoz de la familia ha explicado que el día de la agresión Jesús acudió al centro de salud de Majadahonda y al hospital Puerta de Hierro, donde le hicieron un parte de lesiones. El domingo, cuando se celebró el juicio rápido por la agresión, Jesús fue visto por un médico forense, y el lunes volvió al hospital Puerta de Hierro porque se encontraba mal. El martes, un día antes de entrar en coma, fue al hospital de Móstoles porque se encontraba aún peor.

Javier Castro ha expresado su confianza en la Justicia, y ha valorado que la Comunidad de Madrid abra una investigación para aclarar los hechos. Fuentes de la Consejería de Sanidad han confirmado que se va a abrir un expediente "para esclarecer si se aplicaron bien los protocolos previstos", y han expresado a la familia de Neira todo su apoyo.

Entretanto, el Ministerio de Igualdad, por iniciativa de la ministra, Bibiana Aído, se personará como acusación particular en el caso. Según explicaron fuentes del Ministerio, el Gabinete de la ministra Aído se encuentra estudiando el modo de proceder en esta causa.

'Revisión' del Código Penal

Isabel Cepeda también ha expresado hoy su "alegría y tranquilidad" por el arresto del atacante de su marido, pero su "incomprensión e incredulidad" por el hecho de que el agresor continuara hasta esta tarde en libertad.

Cepeda aseguró que su marido se encuentra actualmente en estado crítico y esta mañana volvía a tener fiebre, por lo que sigue un fuerte tratamiento de antibióticos. "Según palabras de los médicos, puede pasar todo lo bueno y todo lo malo y yo me agarro a la posibilidad de que va a pasar todo lo bueno y eso me da fuerzas para luchar y seguir adelante", indicó.

La mujer de Neira solicitó también a la Justicia que actúe "rápida y contundetemente" en este caso y recaiga sobre el detenido "la máxima pena prevista para este tipo de delitos". En este sentido, reclamó una revisión del Código Penal, "como la sociedad demanda" en caso de delitos "que todos tenemos la sensación de que tienen pocas penas y frágiles para lo terrible de los hechos cometidos".

Por otro lado, pidió a la sociedad que se conciencie y "que no prime el individualismo, el egoísmo y el pasotismo, sino el intentar extirpar esta agresividad y violencia".

"Estoy muy orgullosa de mi marido y siento una enorme satisfacción porque es un ejemplo para mis hijos y para cualquier mujer que haya sido agredida, que le hubiera encantado tener a una persona que pasara a su lado y tratar de evitarlo. Aunque no puedo estar más triste por las consecuencias de su intervención", señaló.

"Es un ejemplo para mis hijos y para cualquier mujer que haya sido agredida" 

Respecto a su situación personal, Isabel Cepeda aseguró que mantiene la tranquilidad para que sus hijos "encuentren un respaldo y una normalidad dentro de todo lo que está pasando, porque para ellos sigue siendo terriblemente difícil y duro, más cuando han estado al lado de su padre todos estos días".

"A Jesús le dolía tanto el cuerpo que teníamos que moverlo entre los tres y ellos han estado de día y de noche con su padre y han venido a urgencias con él. Por eso necesitan un mínimo de normalidad y serenidad", añadió.

Sobre la atención médica que recibió su marido después de la paliza, Cepeda mostró su "tristeza y tremenda indignación" por que no se le realizara ninguna prueba cerebral en urgencias, "puesto que cogerlo incipiente no tiene las mismas consecuencias terribles que tratarlo cuando ya está en coma".

No obstante, afirmó que la atención desde su hospitalización ha sido "extraordinaria", así como el servicio prestado por la unidad de emergencias que acudió a recogerle a su casa.