Lunes, 11 de Agosto de 2008

Cada vez más cerca del ‘hombre invisible’

Nuevos materiales que desvían la luz, un primer paso para el perfecto camuflaje

ESTHER PANIAGUA / AGENCIAS ·11/08/2008 - 09:20h

PÚBLICO - Recreación fotográfica de 'El hombre invisible', de H.G Wells.

Investigadores de la Universidad de California (EEUU) han desarrollado dos materiales experimentales que pueden reflejar la luz en una dirección distinta y hacer que un objeto cubierto con ellos sea invisible. Estos materiales son estructuras metálicas creadas artificialmente y poseen cualidades ópticas que no existen en la naturaleza. Permiten, así, alterar la propagación de las ondas electromagnéticas hacia un camino que no podrían seguir con materiales ordinarios.

Dos equipos de científicos han trabajado por separado para crear estas estructuras bajo la dirección de Xian Zhang, del Centro de Ingeniería y Ciencia a Nanoescala de la Universidad de California. Uno de ellos –cuyos resultados publica la revista Science esta semana– utilizó diminutos cables de plata, y el otro grupo –cuyo hallazgo publica Nature– usó una red de capas de metal para desviar la luz.

Los científicos creen que mediante la utilización de estos materiales se podría crear una capa de invisibilidad que dirija la luz alrededor del objeto que cubre, de modo que no se refleje ni una sombra, algo de evidente utilidad militar. No en vano los trabajos han sido financiados por la Oficina de Investigación del Ejército de EEUU.

"Estamos justo al principio de hacer algo como la capa de invisibilidad”, indicó a Efe Jason Valentine, uno de los científicos implicados en el descubrimiento, que señala que “el camuflaje podría ser algo en lo que utilizar este metamaterial en el futuro”. Para ello, según explica Valentine, habría que envolver con este nuevo elemento aquello que se quisiera ocultar para enviar la luz al rededor del objeto, de modo que fuera imposible verlo.

No obstante, el científico aclara que los materiales creados muestran un índice negativo de refracción (o reflejo de la luz en una dirección distinta) sólo en longitudes de onda limitadas, por lo que no servirían, por ejemplo, para esconder edificios de los satélites. DPor otra parte, la refracción negativa puede afectar sustancialmente a aplicaciones de formación de imágenes o de comunicación óptica y permitirá explorar gran variedad de fenómenos ópticos, según concluyen los artículos de Nature y Science.