Domingo, 10 de Agosto de 2008

Sólo Rajoy es presidente y candidato a la vez

Mato aclara que los barones regionales tendrán que ser refrendados 

YOLANDA GONZÁLEZ ·10/08/2008 - 22:58h

La reforma de los estatutos del PP aprobada en el XVI Congreso Nacional del partido, celebrado el pasado mes de junio en Valencia sigue trayendo cola. El texto, que todavía no ha sido colgado en la página web de los conservadores, arrastra varias confusiones incluso dentro del propio partido. Ayer, la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato, intentó zanjar algunas de las dudas que han surgido respecto a la posibilidad de extrapolar lo acordado para la dirección nacional del partido a las presidencias regionales.

En declaraciones a la agencia Europa Press, Ana Mato aclaró que los líderes regionales del partido que se elijan en los próximos tres meses no serán automáticamente candidatos a las autonómicas. Sin embargo, tal y como se aprobó en el cónclave nacional, Rajoy será el candidato a la Moncloa en 2012 si antes no se celebra ningún otro congreso.

A juicio de Mato, aplicar esta cláusula a los congresos regionales sería “antiestatutario” dado que “la competencia” para elegir a los candidatos a las elecciones autonómicas recae en el comité electoral nacional y no en los congresos regionales. “El candidato nacional lo elegía la junta directiva nacional y ahora lo elige el Congreso nacional, pero los candidatos regionales los nombra el comité electoral nacional y los seguirá eligiendo”, declaró Mato a la citada agencia.

Así las cosas, la única reforma de estatutos que atañe a los congresos regionales de todas las aprobadas en la cita de Valencia es la relativa al establecimiento de un plazo determinado para la presentación de candidaturas a la presidencia del partido y el establecimiento de una campaña de 21 días para los aspirantes a presidir el partido (ver recuadro). Es una especie de miniprimarias.

Ana Mato viene a sembrar algo de luz a una cuestión sobre la que existen varias interpretaciones en el partido.

Sólo dos días después de que concluyera el XVI Congreso nacional del PP, los conservadores de Andalucía, tomaban una decisión que se contradice con las últimas declaraciones de la vicesecretaria de Organización del partido. Se trataba de aplicar el mismo sistema del PP nacional para que Arenas saliera elegido también candidato a la Junta del cónclave regional que se celebrará este mes de septiembre. La idea inicial era intentar introducir este cambio por medio de una enmienda en los estatutos. Se trata de un escenario que no parece muy posible a tenor de las declaraciones de Ana Mato.

El futuro de Aguirre

También contrastan con las palabras de la vicesecretaria de Organización del PP las de la nueva secretaria general, María Dolores de Cospedal. El pasado 14 de junio, al término de la reunión del comité de dirección de su partido aseguró que “dependerá” del Congreso regional del PP madrileño si Esperanza Aguirre se convierte automáticamente en candidata a las autonómicas una vez que ésta sea reelegida como líder de los conservadores de la capital.

Aunque el congreso catalán se convocó con anterioridad a la aprobación de estos estatutos queda por ver cómo se resolverá que Sánchez-Camacho fuera designada candidata a la Generalitat.

Las miniprimarias 

Se eliminan las listas alternativas

Los 100 avales
Cualquier persona que quiera ser precandidato a la presidencia nacional o regional del PP necesita recoger la firma de 100 militantes del partido.

Campaña electoral
Una vez comprobados los avales, se inicia una campaña de 21 días. Todos los afiliados del partido tienen derecho a presentarse para ser elegidos compromisarios. En caso de que haya más de un precandidato, cada uno de ellos presenta una lista de compromisarios. Los compromisarios se eligen mediante voto secreto.

Exigencia del 20%
Como ocurría hasta ahora, llegan al congreso aquellos candidatos que cuentan con el 20% de los avales. Con el establecimiento de la precampaña y de las precandidaturas se eliminan las candidaturas sorpresa, amenaza que estuvo muy presente en la etapa previa al XVI Congreso Nacional del PP.