Domingo, 10 de Agosto de 2008

EE.UU. acusa a Rusia de querer alargar el conflicto para derrocar a Saakashvili

EFE ·10/08/2008 - 18:29h

EFE - El Ministro de Exteriores francés Bernard Kouchner.

Estados Unidos acusó hoy a Rusia de oponerse a un cese de las hostilidades en Osetia del Sur porque su objetivo último es el derrocamiento del Gobierno prooccidental del presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili.

El embajador de EE.UU. ante la ONU, Zalmay Khalilzad, aseguró hoy ante el Consejo de Seguridad que el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, comunicó a su homóloga estadounidense, Condoleeza Rice, en una conversación telefónica que ésa era la intención de Moscú en este conflicto.

"Le dijo que el liderazgo de Georgia 'debe largarse', que 'Saakashvili debe largarse'. Eso es completamente inaceptable", dijo el diplomático estadounidense durante la reunión urgente que mantuvo hoy el Consejo de Seguridad sobre la situación en Georgia.

La reunión, la cuarta en tres días, se suspendió para que un reducido grupo de miembros del Consejo negocie la redacción de un proyecto de resolución que llame al alto el fuego y que se podría presentar en las próximas horas.

Rusia ya ha dejado claro que se opondrá a la propuesta, pese a que, según fuentes diplomáticas, el borrador que se baraja sustituye la "condena" expresa a los ataques rusos que inicialmente proponía Estados Unidos por el verbo "deplorar".

En uno de los momentos más tensos de la reunión de hoy, el representante estadounidense se giró hacia su homólogo ruso, Vitaly Churkin, y le interpeló sobre las verdaderas intenciones rusas en Georgia, el principal aliado de Washington en el Cáucaso.

"¿Es el cambio de régimen el objetivo de su Gobierno, el derrocamiento de un Gobierno elegido democráticamente?", preguntó.

Khalilzad advirtió en declaraciones posteriores a la prensa de que "los días en que se tumbaban líderes en Europa mediante la fuerza militar se han terminado".

Churkin se mostró sorprendido por la alusión pública a una "llamada telefónica confidencial" y aseguró que "cambio de régimen es una invención puramente estadounidense que nosotros no usamos".

"Nunca hemos utilizado esta terminología en nuestro pensamiento político. Nosotros estamos por la democracia en Georgia", aseguró Churkin en declaraciones a la prensa posteriores a la reunión.

En su opinión, "en ocasiones hay líderes electos democrática o semi-democráticamente que provocan grandes problemas a sus países y a veces esos líderes tienen que plantearse cuán útiles han sido para su gente".

El embajador georgiano, Irakli Alasania, coincidió en que "la invasión rusa" de su territorio tiene como meta sacar a Saakashvili del poder.

"Saakashvili es el líder electo de Georgia y todo el país ahora mismo lo respalda. Defenderemos nuestra libertad junto a nuestro presidente", defendió el representante georgiano, quien ha estado presente en las reuniones como parte interesada pese a no ser miembro del Consejo de Seguridad de la ONU.

En cuanto a la resolución propuesta por EE.UU. y en la que trabajan los miembros del Consejo, el embajador de Rusia apuntó que "no es una respuesta adecuada a la situación".

A juicio de Churkin, la solución correcta sería "la retirada de las fuerzas georgianas de Osetia del Sur y la aceptación de un acuerdo para no usar la fuerza".

"Aún no he visto un borrador de resolución así. Si nos tenemos que unir a una resolución, tiene que haber algo que podamos aceptar", añadió.

El embajador estadounidense reconoció que la oposición de Rusia, un miembro permanente con derecho a veto en el máximo órgano de la ONU, hace imposible la adopción del texto que EE.UU. redacta junto a Reino Unido, Francia y otros miembros del Consejo.

"Al menos el mundo tiene que saber que todos estamos unidos y que es Rusia la que está en el lado equivocado", apuntó Khalilzad.

El llamado a un alto el fuego fue secundado por la mayoría de los quince miembros del Consejo de Seguridad en sus intervenciones en la parte de abierta de la reunión de hoy.

También varios de ellos se manifestaron en contra de las declaraciones de Churkin contra el secretariado de la ONU, al que acusó de "no ser objetivo" en su petición de un alto al fuego inmediato.