Domingo, 10 de Agosto de 2008

La amante de John Edwards no permitirá una prueba de paternidad

Rielle Hunter, la mujer con la que el ex aspirante a la Casa Blanca ha admitido haber tenido un romance, niega que éste sea el padre de su hija.

EFE ·10/08/2008 - 18:19h

EFE - El ex candidato presidencial y actual candidato a la vicepresidencia de EEUU. John Edwards.

Rielle Hunter, la mujer con la que el ex aspirante a la Casa Blanca John Edwards admitió el viernes haber tenido una relación extra matrimonial no hará ninguna prueba para determinar si el ex senador demócrata es el padre de su hija. El motivo de su negativa es proteger la privacidad de ella y su hija.

Edwards reconoció el viernes haber tenido un breve romance con Hunter en el 2006 pero negó ser el padre de su hija de cinco meses y dijo estar dispuesto a hacerse un test de paternidad para demostrar que no miente. El ex senador indicó en un comunicado emitido el viernes que otro hombre era "el padre aparente".

Edwards asegura que su relación con Hunter acabó mucho antes de que esta se quedase embarazada. "Sé que no es posible que su hija sea mía por las fechas de los acontecimientos", dijo el viernes en una entrevista con la cadena de televisión ABC en la que reconoció su relación amorosa.
"Rielle no participará en ninguna prueba de ADN o en cualquier otra invasión de su privacidad ahora ni en el futuro", señaló la amante en un comunicado divulgado el sábado por su abogado.

La negativa de Hunter, quien produjo varios vídeos para la campaña de Edwards, que anunció sus aspiraciones presidenciales en diciembre del 2006, alimenta las especulaciones sobre si el ex senador ha sido completamente sincero sobre su aventura.

Frances Quinn Hunter, la hija de Hunter, nació el 27 de febrero pasado. Su certificado de nacimiento no incluye el nombre del padre.

Su esposa le apoya

La mujer del ex senador, Elizabeth Edwards, dijo el viernes en un comunicado que su marido le había contado lo ocurrido en el 2006 y aseguró estar convencida de que no es el padre de la bebé. La esposa del ex aspirante a la Casa Blanca, que padece de cáncer de pecho, afirmó que quiso mantener el asunto en secreto porque se trataba de algo privado. "Esto era un asunto privado nuestro y a pesar de ser doloroso no quería que fuese parte de la escena pública", explicó.

Añadió que tras las acusaciones recientes de una publicación sensacionalista, "The National Enquirer", según la cual Edwards es el padre, era imposible mantener la privacidad del asunto.

Noticias Relacionadas