Domingo, 10 de Agosto de 2008

Victoria fácil en el debut de España

La selección de waterpolo tiene un estreno plácido ante Canadá (16-6)

AGENCIAS ·10/08/2008 - 10:38h

EFE - España ha iniciado con una victoria contundente su andadura en los Juegos.

La selección española de waterpolo masculino firmó un confortable debut en los Juegos de Pekín y se deshizo en el siempre incómodo estreno ante Canadá por 16-6 a la espera de afrontar los próximos días encuentros de mayor exigencia.

El conjunto de Rafa Aguilar, que se las verá en el grupo A con Hungría, defensora del título olímpico, y Montenegro, revelación con el título continental obtenido en Málaga, hizo lo que debía: saldar el primer compromiso con un triunfo para atemperar nervios.

Y lo hizo ante un rival que podía haber causado algún problema, de haberlo dejado respirar. De hecho España se hizo con la quinta plaza de la última Liga Mundial tras ganar a los canadienses por un ajustado 10-9. Prueba de su ambición fue el hecho de dejar eliminados en el Preolímpico a Rusia y Rumanía.

Un equipo renovado 

Este remozado conjunto español, en el que tan solo Ángel Andreo, Iván Pérez, Guillermo Molina y Xavi García estuvieron en la sexta plaza en Atenas 2004, y el primero es el único de ellos que puede presumir de haberse colgado el oro de Atlanta'96, sentenció el choque por la vía rápida.

Salió concentrado al máximo. Su defensa y las intervenciones del meta Iñaki Aguilar fueron un obstáculo para los norteamericanos, que sufrían una pesadilla cada vez que disponían del balón ahogado el boya Nathaniel Miller.

España encarriló el choque por medio de los hermanos Felipe y Ricardo Perrone (3-0) y ya no dio la más mínima opción a Canadá, incapaz de jugar con el dinamismo suficiente como para desarbolar a la defensa del conjunto de Rafa Aguilar.

Mientras tanto, en ataque los españoles se manejaron con cierta fluidez y hasta con acierto, tanto que las diferencias se mantuvieron y tras pasar 5-2 al final del primer cuarto se llegó al descanso con un claro 9-4 tras una diana marca de la casa del capitán, Iván Pérez.

El serbio Dragan Jovanovic, seleccionador de Canadá, trató de convencer en el intermedio a sus pupilos de que quedaba encuentro. Vehemente desde las cercanías de su banquillo y sin parar de dar órdenes soñó con la reacción en los primeros compases del tercer periodo.

Poco peligro de los canadienses 

España se atascó un tanto en los ataques iniciales y una diana de Kevin Graham situó el marcador en 9-5. Sin embargo, fue un espejismo porque la defensa e Iñaki Aguilar volvieron a ser un muro y con los goles de Marc Minguell, Svilen Piralkov y Mario García dejó el compromiso en poco menos que un trámite (12-5).

El último se convirtió, por lo tanto, en un quiero y no puedo de Canadá para maquillar el marcador y España pudo incluso tomárselo con mucha más calma de lo previsto sin forzar la máquina más de lo debido.

España disputará su segundo encuentro el próximo martes ante Australia a las 4:50 hora española (seis más en Pekín) y a partir de ahí se jugará su futuro en estos Juegos ante Hungría, Montenegro y Grecia, por cuanto tan solo el primero accede a la semifinal directamente y el segundo y el tercero se meten en los cuartos.

Reacciones del vestuario

Rafael Aguilar, técnico de la selección española de waterpolo masculino, se mostró muy contento por el estreno en los Juegos de Pekín.

"Ha sido un comienzo como queríamos, intentando coger el ritmo de juego, porque en los debut siempre hay dudas de todo", señaló Aguilar, quien resaltó que "los jugadores sabían lo importante que era puntuar y que sirviera el debut para coger confianza".

Por su parte, David Martín, integrante de la selección española de waterpolo y jugador del CN Atletic Barceloneta, declaró tras el partido que "el equipo va a ir a más", aunque recomendó ir "paso a paso" en una competición muy difícil.

"Estar aquí y empezar con una victoria es un sueño. Creo que el equipo va a ir a más", aseguró el waterpolista barcelonés, de 31 años y que debutaba, como la mayoría de los componentes de la selección en unos Juegos.

El jugador catalán no quiso mirar muy lejos en la competición. "Hay que ir paso a paso, aquí está todo muy crudo. El próximo partido será Australia (el martes), y será complicado, no hay que pensar ni en Hungría ni en Montenegro", comentó.