Domingo, 10 de Agosto de 2008

Los inconscientes vuelven al boxeo

Un púgil ingresa hospitalizado tras una pelea y otro por un desvanecimiento

IGNACIO ROMO ·10/08/2008 - 10:01h

AFP - Farani Tavui, en el suelo, inconsciente tras ser golpeado en su combate.

Luis Yanez, boxeador estadounidense de la categoría de los minimosca, se llevó un susto mayúsculo el viernes. Al abrir la puerta se encontró a su compañero de cuarto, Gary Russell junior, tendido en el suelo, inconsciente. Avisó con rapidez a su entrenador jefe. "Gary está inconsciente, en el suelo. Creo que había ido a correr un rato".

En efecto, Gary Russell, dos veces campeón nacional en la categoría de los 54 kilos, había salido a correr, pero no con normalidad. Lo hizo con la urgencia de tener que perder peso antes de la competición olímpica, con ese peligroso hábito de querer adelgazar con riesgo de deshidratación en lugar de hacerlo con una dieta controlada. "Está muy deshidratado", anunciaron los médicos del equipo americano.

El púgil, de 20 años, recibió sueros por vía intravenosa, se recuperó lentamente y no requirió hospitalización. Los médicos le han prohibido tomar parte en la competición. Dan Campbell, su entrenador, reconoció a los periodistas americanos que algo extraño sucedía con Russell.

"Hace dos días nos habíamos alarmado porque nos comentó que no sudaba con normalidad, sudaba muy poco. Le dijimos que debía beber más pero creo que no nos escuchó. A veces los chicos toman atajos para perder peso". El calor y la tremenda humedad de Pekín en estos días, unida a una ingesta reducida de líquidos (para no aumentar su peso) provocaron el absurdo desvanecimiento de Russell, que llevaba todo el año boxeando en los 57 kilos.

Golpes en la cabeza

Por una vez, la pérdida de conciencia de un boxeador no era el resultado de los golpes en la cabeza. Pero el boxeo no tardó en confirmar su mala reputación, los efectos de su sinsentido, la consecuencia de los golpes.

Según informa Efe, el púgil samoano Farani Tavui fue ingresado horas después en un hospital de Pekín tras quedar inconsciente durante la pelea que disputó contra el croata Marijo Sivolija-Jelica, dentro de la categoría del peso semipesado (81 kilos). Al concluir la jornada, la Federación Internacional de Boxeo Aficionado informó de que Tavui había recobrado el conocimiento y se encontraba fuera de peligro.

Sin embargo, como medida de precaución había sido ingresado en un hospital para que le pudiesen hacer más exámenes médicos y asegurar que no tenía ningún daño importante en el cerebro. Tavui, que había sido castigado con dureza, en el tercer asalto recibió una combinación de golpes seguidos a la cabeza a los que ya no pudo responder y después de irse tambaleando por todo el cuadrilátero cayó sobre la lona para quedar inconsciente.