Sábado, 9 de Agosto de 2008

Voluntarios para hacer lo que sea

Entre el grupo de periodistas españoles en los Juegos se ha planteado un reto: encontrar el trabajo más infravalorado entre los voluntarios del centro de prensa 

MIGUEL ALBA ·09/08/2008 - 22:15h

Da igual la nacionalidad. Todos los periodistas estábamos deseando que empezara la competición. Las jornadas de 12 horas en el centro de prensa y los efectos del ‘jet lag’ aceleraban los piques más surrealistas. Entre el grupo de periodistas españoles, Edu Schell, compañero del diario ‘Marca’, ha dado forma al reto de los Juegos: encontrar el trabajo más infravalorado entre los voluntarios del centro de prensa. Rafa Casal, fotógrafo también de ‘Marca’, de momento va en cabeza. El otro día, al ir a tirar los restos de su comida, se encontró con un voluntario cuya misión es recoger la basura con la mano y depositarla al contenedor.

Todos trabajan y ninguno mira 

China y España son antagónicas. En España decimos que uno trabaja y cinco miran. En China sucede todo lo contrario. Seis trabajan y ninguno mira. La superpoblación obliga a multiplicar la mano de obra. Cinco para acompañar un palé de bebidas, un mozo de hotel cuya labor es limpiar, uno a uno, los pinchos de un cáctus o, como muestra la imagen, un grupo de operarias para adecentar un pequeño baño.

Un televisor de 150 pulgadas

Sus 150 pulgadas presiden el mostrador al que los periodistas acudimos para que reconviertan a los caracteres chinos la dirección de nuestros hoteles o cualquier otro destino al que tenemos que desplazarnos. La limitación de acreditaciones para la ceremonia inaugural convirtió este gigantesco plasma en el punto de encuentro de los periodistas que no pudimos acceder al Nido de Pájaro. “Ojalá haya una imitación barata en el mercado de la seda”, bromeaba un periodista chileno.