Sábado, 9 de Agosto de 2008

Sexo Salvaje

·09/08/2008 - 20:36h

La fotografía de tres ejemplares de ciervo de cola blanca haciendo un trío es la estrella de ‘Las vidas sexuales de los animales’. A menudo, los machos jóvenes montan a los adultos, fácilmente identificables por el mayor tamaño de sus astas.


Cualquiera que haya visitado un zoológico conoce la afición de los babuinos por la masturbación. Algunos primates en cautividad utilizan piedras, raíces o frutas para estimular sus genitales. LUKA ESSENKO


Como explica la asesora científica de la exposición, Joan Roughgarden, los animales, como las personas, tienen otras zonas erógenas además de los genitales. Los bonobos, por ejemplo, se tocan los pezones unos a otros por puro placer. A. PARISH


Los científicos han observado algunas hembras de elefante, sobre todo ejemplares en cautividad en zoológicos, masturbándose unas a otras con la ayuda de sus trompas. En la imagen, la posición tradicional en el sexo entre cuadrúpedos, con el macho encaramado al lomo de la hembra. RON MAGILL


El sistema urogenital de la hembras de hiena manchada es único entre los mamíferos. Poseen un clítoris muy alargado y eréctil, una especie de pseudopene, con un orificio impenetrable para el macho sin la colaboración de la propia hembra. R. M.


La situación extrema del oso panda –del que sólo quedan unos 1.600 ejemplares en libertad en China– ha llevado a los científicos a tomar medidas insólitas, como mostrar vídeos de otras parejas copulando a osos en cautividad y sin líbido.


La monta de los pingüinos es tabú en la mayor parte de los documentales sobre la vida de estos animales. Como otras aves no voladoras –por ejemplo, las gallinas– el macho se sitúa detrás de la hembra en una posición dominante. R. M.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad